El Economista - 70 años
Versión digital

mie 27 Oct

BUE 19°C

Versión digital

mie 27 Oct

BUE 19°C

La economía está lejos de salir de la recesión, dice el BCRA

24-11-2016
Compartir

por Leandro Gabin

La entidad que comanda Federico Sturzenegger deslizó ayer un dato que pasó inadvertido, pero que tiene mucha importancia para explicar las razones de la vertiginosa baja de tasas que está aplicando: que la economía según sus mismos ojos está lejos de la tan ansiada recuperación. En su Informe de Estabilidad Financiera presentado ayer, la entidad habla escuetamente del nivel de actividad pero adelanta que los signos de mejora se revirtieron. Y lo dice así: “Algunos indicadores adelantados que habían mostrado señales positivas hacia fines del tercer trimestre, como por ejemplo el Indicador Líder de la Actividad (ILA) elaborado por esta institución, se debilitaron en octubre”.

El ILA es un indicador mensual compuesto por diez variables financieras, reales y de expectativas, construido con el objetivo de anticipar los cambios de fase del ciclo económico, desde una recesión a una expansión y viceversa. Este indicador que elabora el BCRA permite evaluar la salida de la recesión analizando simultáneamente un conjunto de señales: las variaciones mensuales de los últimostresmeses, elporcentajederecuperación acumulado en los últimos seis meses y la difusión de la mejora, es decir el número de componentes que suben como porcentaje del total.

De esta manera, tres incrementos mensuales consecutivos del ILA constituyen una señal temprana de la existencia de un punto de giro en la actividad, medida por el EMAE. Y según el mismo Central en agosto y septiembre hubo mejoras mensuales pero en octubre, dijeron que se debilitó. Por ende, ni siquiera según el indicador del Central la economía está cerca de pegar la vuelta. De hecho, para que el Central vuelva a decir que la economía está cerca de salir del pozo tendría que haber tres meses consecutivos de mejora. O sea, en el mejor de los casos en febrero del año próximo.

Que la economía no haya encontrado un rebote es preocupante para lo que viene. El PIB exhibió una contracción de 0,5% en el primer trimestre y de 2,1% en el segundo. Para el tercer trimestre los resultados de predicción contemporánea del BCRA anticipan una nueva caída de la actividad. Y el cuarto trimestre parecería, segúnlasconsultoras, que se sigue atrasando la recuperación.

Esto explica porque el banco decidió bajar las tasas de interés cuando el mes pasado la inflación voló y la expectativa para este mes y diciembre también son de incremento de precios elevados (estacionalmente sucede). La economía sigue floja y la autoridad monetaria cedió a las presiones de Alfonso Prat-Gay que quería tasas más bajas para que se despierte la actividad. Pero tampoco el BCRA tiene mucho margen para bajar las tasas sin que la inflación haya cedido completamente porque, saben, podría hacerles perder credibilidad.

En el mercado también se preguntan cuándo la economía despertará. Econviews, la consultora de Miguel Kiguel, dice que “para esta época del año se esperaba una economía llena de brotes verdes y generando empleo. El famoso segundo semestre de crecimiento no ha llegado y los pocos brotes del consumo que aparecieron allá por agosto parece que se han secado”.

Y señala que “la recesión del primer semestre se explica en gran parte por la combinación de la baja en el poder adquisitivo del salario, de la incertidumbre que generaron las subas de las tarifas y la devaluación y su impacto en la inflación, que llegó al 6.5% mensual, la caída de la obra pública y las altas tasas de interés. Sin embargo, a pesar de que todo esto quedó atrás y que casi todas estas variables han vuelto a sus niveles anteriores (inflación promedio en 1,8% mensual, tasas de interés en 25%, etcétera), la economía no da muestras de repuntar”.

Kiguel aconseja que “el envión hoy debería venir de un estímulo temporario a la demanda, con medidas como los bonos de fin de año, rebajas temporarias en impuestos al consumo que ayuden a adelantar decisiones, o algún incentivo a la inversión (como depreciación acelerada) que los impulse a tomar las decisiones ya”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés