El Economista - 70 años
Versión digital

mie 29 May

BUE 11°C

La confianza en la economía cayó 6,2% en un mes

26 agosto de 2016

En un mes, la confianza que los consumidores tenían hacia el desempeño de la economía sufrió un pequeño derrumbe y cayó 6,2%. El dato se desprende del Indice de Confianza del Consumidor (ICC) de agosto, una encuesta que publica todos los meses el Centro de Investigación en Finanzas (CIF) de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT). Comparado con agosto del año pasado, el ICC muestra una caída mayúscula: 24,7%.

El índice mide las visiones del pasado reciente, el presente y las expectativas a futuro de corto y largo plazo que surgen de una encuesta realizada en distintas localidades a nivel nacional. Las preguntas que contestan los encuestados son a nivel personal y a nivel macroeconómico. Por un lado, responden si consideran que su situación personal está mejor o peor que hace un año y si consideran que va a estar mejor o peor dentro de un año. Y, por otro, si ven que la situación macroeconómica estará mejor o peor dentro de un año y dentro de tres años. Por último, si es un buen momento para comprar electrodomésticos, una casa o un auto.

Negativo

El total de esas preguntas redondea el ICC, que en la comparación interanual con agosto del año pasado, dio una caída notable de 24,7%. Con respecto a 2014, la merma es menor y llegó sólo a 2,5%. Eso parece demostrar que el año pasado las esperanzas estuvieron en crecimiento. Sin embargo, el actual contexto inflacionario y recesivo, con algún crecimiento del desempleo que no se puede cuantificar por la falta de datos oficiales, y la merma del consumo, lograron que la fe La confianza en la economía cayó 6,2% en un mes en el repunte decrezca.

En cuanto al futuro de “la macro”, el salto negativo de un mes a otro es notable: cayó 9% la confianza de que el futuro transcurra de forma positiva. Y en cuanto a la situación personal, la confianza de los consumidores empeoró 2,8% con respecto a la que tenían en julio. Pero, comparada con la que tenían en agosto del 2015, la caída es de 20,1%.

Sin fe ni esperanza

La mencionada coyuntura macro impacta en la perspectiva a futuro más que en ninguna otra. Incluso más que la parte de la encuesta que se refiere al pasado reciente y a la actualidad, la que se refiere al futuro tanto personal como macro a uno y tres años muestra una desmejora especialmente pronunciada. La caída entre el esperanzado agosto del 2015 y la actual falta de confianza fue ni más ni menos que de 45,3%.

Las proyecciones de corto plazo sobre la macro son más negativas que aquellas a largo plazo, lo que parece indicar que aún quedan esperanzas de que, tras la dura coyuntura de ajuste, el futuro podría deparar horizontes más halagüeños. Aunque ambas son negativas, las cortoplacistas lo son aún más: 11,3% de variación hacia abajo comparado con julio mientras que a largo plazo la caída intermensual es de 6,9%.

Los durables

A pesar del progresivo atraso cambiario, la predisposición a comprar electrodomésticos cayó 14,2% con respecto al mes pasado y nada menos que 55,9% con respecto a agosto de 2015. En cambio, las intenciones de comprar un auto y una casa crecieron 8,2% en un mes.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés