El Economista - 70 años
Versión digital

dom 29 Ene

BUE 26°C
Versión digital

dom 29 Ene

BUE 26°C

La clase media brasileña

Sigue en ascenso.

28-03-2012
Compartir

El elevado crecimiento económico de los países emergentes, especialmente de los más grandes, como China, la India, Brasil e Indonesia, entre otros, está produciendo grandes cambios en la economía global y, también, en la estructura socio-económica de esos países. El reconocido economista brasileño Marcelo Neri creó la expresión “Clase C” para agrupar a la clase media brasileña en base a su nivel de ingresos. Son de esta clase las familias que tienen ingresos de entre 1.700 y 7.500 reales mensuales. Asimismo, dividió la estructura demográfica en otras cuatro clases: la A y la B (clases medias-altas y altas) y las D y E (medias-bajas y bajas).

Según los cálculos de Neri, actualmente la Clase C está compuesta por 103 millones de brasileños (2011), es decir, más del 50% de la población total, dado que el Censo de 2010 sostuvo que Brasil tiene aproximadamente 190 millones de habitantes. Pero sí la cifra es impactante en sí, más lo es la tendencia. Cuando Lula llegó a la Presidencia en 2003, la cantidad de personas que componían esa clase media era de 63 millones de personas. Desde entonces, 40 millones de personas se sumaron a la clase media.

En su discurso ante la Asamblea General de la ONU el año pasado, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, citó las cifras de Neri y se congratuló diciendo que “desde 2003, hemos sacado a una Argentina entera de la pobreza”. Neri considera que el período 2003- 2011 fue el mejor de la historia brasileña en lo que atañe a ascenso social, superando a otros períodos históricos donde también hubo grandes avances en este aspecto, como la época de finales de los '60 a mediados de los '70 (conocida como la del “Milagro Económico Brasileño”) y la que siguió a la creación del Real, a comienzos de 1994.

Para Neri, el fenómeno no se interrumpirá. De aquí a 2014, alrededor de 13 millones de brasileños pasarán de las clases D y E a la C. En ese entonces, el 60% de la población de Brasil sería de clase media. Ese ascenso social también llevará a que muchos de los actuales integrantes de la clase media pasen a las clases A y B. Entre 2003 y 2011, esas clases recibieron 9 millones de nuevos integrantes y recibirá 7 millones más de aquí a 2014 (es decir, una cifra similar pero en un período de tiempo menor). “Hoy hablamos mucho de clase media, pero en el futuro vamos a hablar cada vez más de clase media-alta. Muchos ya llegaron a la clase media y, en breve, podrían convertirse en clase mediaalta”, dijo Neri, economista jefe del Centro de Políticas Sociales de la Fundación Getulio Vargas, al presentar hace unos días su nuevo libro “La nueva clase media: el lado brillante de la base de la pirámide”.

Neri destacó que la desigualdad ha iniciado una tendencia descendente en los últimos doce años (el coeficiente de Gini pasó de 0,5957 en 2011 a 0,5190 en enero de este año) y ese fue uno de los puntos centrales de la nueva reconfiguración socio-demográfica. Empero, recordó que “Brasil continúa siendo uno de los países más desiguales del mundo”.

(De la edición impresa)

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés