La amenaza del atraso cambiario

La inflación presiona sobre la competitividad-precio

27-04-2016
Compartir

La inflación acumulada en los últimos meses, junto a la tendencia a la baja del dólar, configuran un escenario hartoconocido para los empresarios locales: el atraso del tipo de cambio amenaza con volver al centro de la escena. Lo advirtió hace unos días Marina Dal Poggetto, directora del Estudio Bein: “El tipo de cambio que le sirve a la política no es el que les sirve a los sectores productivos y mucho menos a la industria”. Agregaba que “el problema es que Argentina nunca pudo mantener un tipo de cambio real, alto y estable durante mucho tiempo”.

El reclamo empieza a filtrarse entre los industriales. “No nos enamoremos de un cambio bajo”, advirtió el CEO de Fiat, Cristiano Ratazzi, el lunes. “El atraso cambiario no solamente crea que no se exporte más, sino también una enorme presión de importaciones. Si fuera más lógica la tasa de cambio habría más incentivos a la exportación y automáticamente crearía desincentivo a la importación. Eso es lo que necesitaría la Argentina”, agregó en declaraciones radiales.

Un informe de FyE Consult le pone números. “El tipo de cambio real bilateral contra el dólar se estará ubicando en niveles de 1.11 en abril y en 1.09 junio (base1= dic/2001), mostrando una caída importante respecto del pico alcanzado luego de la devaluación (1.24 en febrero 2016)”, reseña el informe, difundido ayer.

El gran desafío del equipo económico, dice Jorge Vasconcelos, “es evitar que la inflación baje por medio del atraso cambiario, que fue el recorrido que hizo Brasil entre 2003 y 2008, de la mano de altísimas tasas reales de interés (muchos años por encima del 10 % anual)”. Según el economista, “ese tipo de 'éxito' es insustentable y tiene efectos colaterales muy negativos”. Pero, por ahora, la situación no mejorará en el corto plazo: la entrada de dólares del agro y, ahora, los financieros seguirá ejerciendo presión bajista sobre el tipo de cambio y la inflación seguirá avanzando. Lo admitió el titular del BCRA: “Ahora el problema es el exceso de dólares”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés