El Economista - 70 años
Versión digital

mie 27 Oct

BUE 21°C

Versión digital

mie 27 Oct

BUE 21°C

IPC CABA bajó a 1,5% (pero núcleo sigue alta)

Con una núcleo aún alta (1,7%), junio siguió en el sendero de bajas, pero en julio se calentaría

13-07-2017
Compartir

Por Mariano Cúparo Ortiz

El IPC CABA volvió a mostrar una nueva desaceleración en junio: dio 1,5% en el nivel general. Sería la última desaceleración antes de un julio que promete revertir la tendencia, por medio de incrementos ya pautados que son especialmente sensibles en la Ciudad. La núcleo desaceleró apenitas, aunque sigue mostrando inflexibilidad, y quedó en un registro alto de 1,7%. El acumulado del año va más de un punto por encima del registrado por el IPC Nacional y llegó a 13%.

Si el análisis pudiera restringirse a lo observado, claramente la tendencia mostrada por la publicación del IPC CABA de ayer es positiva y representa una buena noticia. Junio dio 1,5% y aun es una inflación alta. Pero mayo había dado 1,8%. Y abril 2,1. Y marzo 2,9%. Y febrero 2,2%.

Viene julio

Pero si se mira lo esperado para julio tal vez las perspectivas no sean tan positivas. En este mes se juntaron muchas correcciones de precios regulados con algunas paritarias clave para los precios y con una estacionalidad menos amigable en cuanto a lo inflacionario.

Específicamente el aumento de 6% de las prepagas, el de los cigarrillos de 4%, el de los combustibles, de entre el 6,5% para el gas-oil y el 7,2% para las naftas. A lo que se le suma la estacionalidad al alza de esparcimiento y turismo. Y a lo que se le suman las paritarias de los encargados de edificios, que le pondrán un poco de pimienta a las expensas, y las del servicio doméstico. Y a lo que se le suma la reciente depreciación del tipo de cambio, que encontró un nuevo piso por encima de los $17 y que para algunos tendrá inevitable traspaso a precios aunque para otros está por verse.

Casi todos aumentos son esperables que peguen más fuerte en la CABA que en cualquier otra parte del país. Pero eso quedará para lo que se viene. En lo concreto, el IPC de junio llegó a una interanual de 23,4%, algo por encima de la de 21,9% que el Indec marcó para el IPC GBA. También el acumulado para 2016 estuvo por encima tanto del IPC Nacional como del GBA, que dieron 11,8% y 12% (contra 13% del de la CABA publicado ayer).

Lo observado

Como ya es costumbre por los incrementos de tarifas (aunque el mes pasado fue la excepción), los precios de los servicios lideraron las subas, con una de 1,9%, bastante superior al 1,1% que dieron los bienes. Ahí se destacaron las subas en la tarifa residencial del servicio de agua corriente, en los precios de la comida consumida fuera del hogar, en los valores de los gastos comunes de la vivienda y de los alquileres, junto con alzas en las cuotas de los colegios privados. Por el lado de los bienes, lideraron los alimentos, en especial los lácteos y panificados, y siguieron los automóviles.

Así es que los que lideraron fueron los capítulos vivienda, agua, electricidad y otros combustibles, con una suba de 2,9%, educación con un incremento idéntico, y restaurantes y hoteles con uno de 2%. Por el lado de los bienes, los alimentos y bebidas no alcohólicas, en general inflexibles a la baja, dieron 1,1%, y las bebidas alcohólicas y el tabaco 1,2%.

Bien Córdoba

Ayer también se publicó el IPC Córdoba, que dio un buen registro de 0,88% y consolidó el sendero de desaceleraciones tras el pico de febrero-marzo-abril. La núcleo, algo por arriba, dio 1,22%. Varios analistas, como Martín Polo y Daniel Schteingart, destacaron que tanto el IPC CABA como el IPC Córdoba mostraban mucha coherencia con el nuevo IPC Nacional del Indec.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés