Impuesto a las Ganancias

Efectos sobre el consumo y el Fisco.

29-05-2012
Compartir

Más allá de la polémica que generaron las declaraciones de la viceministra de Trabajo de la Nación, Noemí Rial, todo indica que en los próximos meses, el Gobierno aumentará el Mínimo no Imponible (MNI) partir del cual se debe tributar el Impuesto a las Ganancias aplicado a las rentas de la cuarta categoría.  Según la consultora Economía y Regiones (E&R), “el porcentaje de variación replicaría el observado en 2010 y 2011, es decir, alcanzaría al 20%, llevando el MNI mensual neto de $5.782 a $6.938 en el caso de trabajadores solteros, y de $7.998 a $9.598 para el caso de los casados con 2 hijos”.  Según E & R, el aumento previsto aumentaría la cantidad de trabajadores gravados, por ser inferior al 23% de suba promedio en los salarios otorgados en lo que va de 2012.

Según E&R, si la suba es la que predice, En términos fiscales, la pérdida de recaudación del impuesto a las ganancias de personas físicas por el aumento del MNI sería cercana a los $3.500 millones. Según la consultora, los estados subnacionales saldrían más perjudicados ya que resignarían $1.664 millones en un contexto de fuerte desaceleración de los recursos tributarios y elevadas necesidades de Financiamiento.  “Esta detracción de los recursos coparticipables profundizará el déficit primario (en más de un 10%) y eleverá las necesidades de financiamiento durante 2012”, dice E&R.

La pérdida fiscal a la larga, empero, será menor.  ¿Por qué? Porque generarán un incremento en el salario y es probable que un alto porcentaje del ingreso adicional disponible se destine al consumo privado. “el costo fiscal de la medida sería menor a los $3.500 millones, ya que la pérdida por Ganancias sería compensada por una mayor recaudación de impuestos que gravan el consumo y las transacciones (IVA, Internos, Cheques, etc.) e incluso en concepto del Impuesto a las Ganancias de personas jurídicas generado por el mayor consumo de bienes y servicios, que redundaría en mayores utilidades contables en las empresas”, dice E&R.

“La provincia de Buenos Aires sería la más perjudicada, ya que recibiría $230 millones menos por la reforma, seguida por Santa Fe ($149 millones) y Córdoba ($146 nillones), de manera que estas 3 jurisdicciones afrontarían más de un tercio de la pérdida provincial”, dice E&R. En términos relativos, sin embargo, Buenos Aires, junto a  la CABA, son las que afrontarían las menores pérdidas, por estar excluidas del Excedente del Fondo del Conurbano, el cual se financia con el 10% de lo recaudado por Ganancias.

La suba del MNI, junto a los nuevos niveles salariales que se están negociando, serán claves para saber que pasará, a partir del segundo semestre, con el consumo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés