El Economista - 70 años
Versión digital

dom 17 Oct

BUE 20°C

Versión digital

dom 17 Oct

BUE 20°C

“Hay chances de que se cumpla la meta de 17%”

La consultora Economía & Regiones es optimista

24-04-2017
Compartir

No todos los economistas de aquí y de allá creen que las metas de inflación del BCRA, por más exigentes que sean, sean incumplibles, más allá, incluso, que la inflación observada en el primer trimestre de 2017 ya supere el 6%.

“De acuerdo con nuestro análisis, hay chances que la meta de inflación se pueda cumplir”, dice Economía & Regiones (E&R) en su último informe. A los números. “La meta de inflación se cumple si, en el segundo semestre, el aumento del nivel general del IPC del Indec se reduce a 0,8%-0,9% promedio mensual”, calculan.

Pero, ¿se puede? “De acuerdo con nuestro análisis, hay chances que en la segunda mitad del año la inflación caiga a 0,7%-0,9% mensual y se termine cumpliendo la meta. ¿Por qué? Porque la política monetaria tarda entre 12 y 18 meses en tener impacto pleno sobre la inflación. En otros términos, los actuales guarismos inflacionarios siguen estando influidos en parte por la política monetaria irresponsable de Alejandro Vanoli. Por el contrario, en el segundo semestre el impacto sobre precios de la política de Vanoli desaparecerá, y la política del nuevo BCRA tendrá impacto pleno sobre precios, con lo cual la inflación tiene chances de bajar a niveles no observados desde 2004-2005”, dicen, entusiastas, desde E&R.

De hecho, se envalentonan, “la experiencia reciente avala nuestro análisis”. En el segundo semestre de 2016, explican, “en la medida en que el impacto de la política monetaria de Vanoli comenzó a disminuir, la inflación empezó a ceder terreno cayendo del +4,1% del primer semestre a 1,7% en el segundo semestre”. Es más, explican, “según el IPC del Indec la inflación mensual cerró 2016 (+1,3%) y comenzó 2017 (+1,2%) en línea con el promedio mensual que se necesita para cumplir la meta 2017”.

“Una vez pasado el ruido de los ajustes tarifarios del primer semestre y habiendo desaparecido por completo los efectos de la política monetaria de Vanoli, hay chances que la política monetaria prudente del nuevo BCRA tenga efecto pleno y logre bajar la inflación a niveles acordes con el cumplimiento de la meta”, sintetizan.

Asimismo, recomiendan que la autoridad monetaria no ceda. “El BCRA debe ahondar esfuerzos para bajar la inflación y cumplir la meta, y no le deberá temblar el pulso si tiene que subir nuevamente la tasa. Si así fuera, el Poder Ejecutivo debe asegurar la independencia del BCRA. Es decir, debe garantizar que el BCRA no sólo elija libremente sus instrumentos de política monetaria sino que sus movimientos de instrumentos (tasa, deuda, etcétera) sean irrevocables”.

Caso contrario, “si la política avanza sobre el BCRA presionándolo para que baje la tasa o inyecte liquidez, los niveles de inflación serán mayores y la meta de inflación no se cumplirá”.

“Cumplir la meta de inflación sería positivo para mejorar la dinámica de las expectativas y las decisiones de inversión y consumo. Bajar la inflación (lo máximo posible) y cumplir la meta son las herramientas más reactivantes que tiene el Gobierno. No sólo eso, es la herramienta de política económica que más y mejor redistribuye (genuinamente) el ingreso en favor de los más vulnerables”, remata E&R.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés