El Economista - 70 años
Versión digital

jue 28 Oct

BUE 32°C

Versión digital

jue 28 Oct

BUE 32°C

Grecia: Canje exitoso

Futuro incierto.

09-03-2012
Compartir

El canje de deuda de Grecia habría alcanzado una adhesión voluntaria mayor al 80%, indicaban fuentes ligadas al Gobierno griego y a las negociaciones. Al cierre de esta edición, aún no se conocían los resultados oficiales. La alta adhesión permite extender el canje a todos los acreedores por la “cláusula de acción colectiva”, y llegar al 90% que permitiría activar el segundo paquete de rescate pactado con la troika (130 mil millones de euros), lo cual permitiría afrontar los 14.500 millones que el país debe pagar el 20 de marzo.

Vale recordar que la deuda pública helena es de 366.000 millones de euros (165% del PIB), de los cuales 206.000 millones (56%) estaba sujeto al canje. “Como los nuevos bonos conllevan una quita del 53,5% sobre el capital adeudado, la deuda bajó en 110.000 millones, disminuyendo el stock a 255.000 millones, equivalente a 115% del PIB”, sostiene Ramiro Castiñeira, economista jefe de Econométrica.

La oferta del Gobierno tenía tres componentes: 1) Un bono al que el mercado le otorgaba un bajo valor: 10,9 euros cada 100 nominal en bonos a entregar; 2) Una letra con mayor valor de mercado que el propio bono ante el rápido pago cash que implica y valuado en 14,7 euros. Este pago en el corto plazo demandará 30.000 mil millones de euros, que es parte del segundo rescate griego, y 3) Un warrant atado al PIB, casi sin impacto sobre el valor total de la oferta. El mercado sólo lo valúa a un euro. “En suma, entre el nuevo bono (10,9), la letra que asegura un inminente desembolso (14,7) y el cupón PIB (1), la oferta del Gobierno heleno suma 26,6 euros cada 100 nominal de títulos a entregar, lo que implica una quita real del 73,4%”, explica Castiñeira.

La quita alcanzada por Grecia es levemente mayor a la que realizó la Argentina entre 2005 y 2010: 72,3%. Pero ahí acaban las similitudes. “Grecia continuará dependiendo de los préstamos de organismos internacionales para no caer en default, incluso con la deuda renegociada. La Argentina renegoció su deuda con superávit fiscal, superávit externo, creciendo a tasas chinas y con abultadas reservas en el Banco Central, lo que permitió bajar el riesgo país a 150 puntos tras el canje. Nada de ello tiene Grecia, por lo que difícilmente baje su riesgo país”, sostiene Castiñeira.

(De la edición impresa)

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés