Estiman que hay $ 104.000 millones (0,5% del PIB) postergados para el consumo

03-11-2019
Compartir

Una de las variables más afectadas durante el último año en medio de la contracción de la economía y la caída del salario real ha sido el consumo. A lo anterior se sumó en los últimos meses un nuevo ingrediente: la incertidumbre política y económica, en el marco de las elecciones presidenciales. Sin embargo, un reciente estudio estimó que una vez despejadas las dudas y con un escenario macro más previsible, en lo inmediato podrían volcarse más de $ 104.000 millones al consumo.

"Si la economía se ordena y se estabiliza el ingreso, hoy sujeto a shocks de inflación y tipos de cambio semanales, habría margen para un aumento inmediato en el consumo familiar equivalente a 0,5% del PIB (aún si no se recupera el poder adquisitivo en el corto plazo), debido sobre todo a las compras de durables postergadas por la incertidumbre, y al regreso de primeras marcas a la canasta de alimentos”, indicó Elypsis.

La estimación de la consultora surge del ejercicio de cruzar datos de consumo con encuestas realizadas a 5.500 jefes y jefas de hogares del país para calcular un monto aproximado de esta postergación del consumo. Del estudio se desprende que el 41,5% de los hogares consultados asegura tener algún consumo pendiente, ya sea por falta de ingresos o por incertidumbre.

El relevamiento señala que el 60% de las familias consultadas necesitaría más ingresos para aumentar su consumo, mientras el 29,3% afirmó que su necesidad para decidir realizar las compras que tienen demoradas pasa principalmente por la certidumbre.

De acuerdo con el estudio, entre quienes aseguran tener consumos postergados por falta de ingresos, el monto promedio por familia es $ 82.532. En tanto, entre las familias que aseguraron que sus demoras se basan en la precaución, el promedio del gasto se ubica en $ 93.732.

“En base a esos datos y extendiéndolo al total de hogares del país, se estima que: por falta de ingresos, hay consumos postergados por $ 244.998 millones. Es demanda que según definen, quisieran o necesitan realizar, pero no lo hacen recursos insuficientes”, detalló Elypsis. “Por incertidumbre, en tanto, hay consumos demorados por $ 104.065 millones. Es el margen de aumento inmediato que tendría la economía hoy”, agregó.

Precaución

Entre los tipos de consumos más demorados por “efecto precaución”, la lista la lidera el ítem de “más y mejor alimentación”, del cual Elypsis estima gastos pendientes por $ 19.419 millones. Le siguen gastos vinculados a la vivienda, estimados en $ 15.536 millones, que podrían volcarse a ese sector si se recupera la confianza.

En tercer lugar se ubica indumentaria y calzado, con gastos demorados que se estiman en $14.240 millones, al cual se sigue el rubro de turismo y recreación, con $11.651 millones. El quinto lugar lo ocupa la categoría de tecnología, estimado en $ 11.133 millones, seguido por autos y motos ($ 10.357 millones); salud, incluyendo accesos y medicamentos ($ 9.062 millones); servicios en general, como agua, luz, etc. ($ 8.285 millones); educación ($ 1.295 millones); otros ($ 3.126 millones).

De acuerdo con el análisis, en el último año 62,7% de los hogares bajó su consumo. A su vez, el 27,8% de los encuestados define su ingreso como “alto o muy alto”, en tanto que 24% lo considera como “medio” y 48,2% lo califica como “bajo y muy bajo”, lo cual, según Elypsis, es “un reflejo más del margen pendiente que tiene la demanda interna”.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés