“Es alentador el interés que hubo en la emisión nacional”

Entrevista a Osvaldo Giordano, Ministro de Finanzas de Córdoba.

02-05-2016
Compartir

Córdoba se alista para salir a emitir deuda en dólares en el exterior. Después de Neuquén y Mendoza, tal como coordinó el Gobierno Nacional, la provincia que gobierna Juan Schiaretti saldrá a tomar créditos por cerca de US$ 1.000 M. Entre el 20 y 25 de mayo, funcionarios del Ministerio de Finanzas saldrán a hacer el road-show para promocionar los títulos. “Es muy alentador que haya habido un interés muy superior en Argentina porque muestra que quedó afuera de la emisión nacional mucha gente que ahora es potencial comprador de otros organismos como son las provincias”, asegura el ministro de Hacienda de la provincia, Osvaldo Giordano, en diálogo con El Economista.

¿Tienen fecha definida para la emisión de deuda?

A fines de mayo aproximadamente. No tenemos la fecha todavía pero estamos trabajando para esa idea y coordinando con el Ministerio de Hacienda a los fines de lograr un orden coordinado con las emisiones de la Nación y las provincias.El Gobierno emitió a una tasa promedio de 7,2%. ¿Esperan una tasa más alta en su caso?

Está como referencia la tasa que consiguió el Gobierno Nacional y el dato del exceso de oferta que hubo respecto de lo que tomó Nación. Aunque también es cierto que la nuestra es una emisión mucho más chica y que la tradición es que se terminen pagando tasas más altas que el bono soberano. No queremos aventurar un número, pero la prioridad para nosotros, por supuesto, es tratar de conseguir la tasa más baja.

¿El apetito que mostraron los inversores por los títulos nacionales le da buenas perspectivas a la emisión provincial?

Es muy alentador el hecho de que haya habido un interés muy superior en Argentina, porque muestra que quedó afuera de la emisión nacional mucha gente que ahora es potencial compradora de otros organismos como son las provincias. En ese sentido, es positiva la decisión de acelerar la emisión aprovechando este contexto favorable.

¿Tienen un monto definido?

Tenemos un aval de la Legislatura para emitir US$ 1.906 M. En principio nos moveríamos en torno a ese número, pero está todo supeditado al interés que puedan llegar a tener de este nuevo bono los tenedores actuales, que es algo difícil de pronosticar. Aproximadamente la mitad va a ser para rescatar un título que vence en agosto del año que viene y la otra mitad para financiar nuestro plan de infraestructura. La emisión apunta a eso, a hacer sostenible y rápido el plan de infraestructura, que además es una fuente generadora de empleo directo por las obras que se están haciendo en las provincias.

"La emisión apunta a hacer sostenible y rápido el plan de infraestructura, que además es una fuente generadora de empleo directo por las obras que se están haciendo en las provincias"

¿Va a estar atada a ciertos proyectos concretos de infraestructura o al destino general?

Es un comodín que nos permite complementar otras fuentes de financiamiento que existen. Hay proyectos que tienen financiamiento de los propios proveedores de la obra, otras son financiados en parte por el Gobierno Nacional, y a veces se financia parte con organismos internacionales, pero siempre es necesario algún financiamiento propio. Esta emisión nos permite hacer esa inversión viable rápidamente, que es lo que nos interesa, que no se demore.

¿A qué plazo va a ser?

Tampoco lo tenemos totalmente definido. En principio, a siete años, que sería un bono que no emitió la Nación y que sería atractivo para los inversores. Pero si fuera un poco más o un poco menos, tampoco nos afectaría.

Cuando el Gobierno Nacional llevó al Congreso el acuerdo con los holdouts lo hizo planteándole a las provincias los beneficios que traería para ellas. ¿Cuál fue el efecto que tuvo hasta ahora sobre la economía cordobesa?El acuerdo con los fondos buitre cierra una etapa triste de Argentina. Era necesario hacerlo porque hemos permanecido aislados por mucho tiempo, con costos enormes, para el Estado provincial y para las empresas, que se podrían haber radicado en Córdoba. Un mismo proyecto de inversión, si se radicaba en Chile, Bolivia, Perú o Uruguay tenía un financiamiento mucho más abundante y a tasas más bajas que con el mismo proyecto de inversión en Córdoba. Eso explica que hemos tenido menos inversión privada y nulas posibilidades de financiar el plan de infraestructura. Por eso es que el plan que nos estamos proponiendo es muy ambicioso, en parte para tratar de saldar lo que dejaron los últimos años, donde hubo menos inversión de la necesaria.

El Gobierno Nacional confía en que después de las correcciones macroeconómicas del primer semestre, a partir del segundo empezarán a llegar las inversiones y motorizarán una reactivación de la economía. ¿Ve probable ese desenlace?

Creo que es factible, aunque no es fácil. La herencia es muy compleja, sobre todo con un déficit fiscal enorme y otra serie de distorsiones. Uno puede discutir la velocidad con que se están tomando las medidas o la secuencia, pero la dirección es la correcta. El tema cambiario se está resolviendo, el tema de los fondos buitre también y el tema fiscal se vienen tomando algunas decisiones difíciles pero importantes para ir resolviendo el problema. Podremos discutir la intensidad y el mes en el que se va a dar esa reactivación, pero vamos en el sentido correcto. Mientras tanto, en las provincias estamos trabajando para minimizar los impactos de la situación difícil que estamos transitando y sobre todo, ir preparándonos para aprovechar al máximo la reactivación cuando se vaya a dar, que uno aspira que sea lo antes posible. Lo que uno percibe es que hay interés, que está la posibilidad, pero no me animaría a dar un pronóstico. Ojalá sea como lo plantea el Gobierno y que en el segundo semestre se empiecen a ver los impactos del cambio de políticas.

¿Cómo está afectando a la provincia la caída automotriz?Sin duda que para Córdoba la industria automotriz es importante, no solo por las terminales sino por todo el complejo productivo alrededor de ellas que involucra a las autopartistas. Y sin dudas, Brasil es el principal mercado, así que sin dudas nos afecta en el corto plazo. Pero yo creo que hay en el mediano plazo perspectivas positivas, que lo demuestran dos proyectos importantes como los de Fiat y Nissan, que ya fueron aprobados por el Gobierno y se están aplicando con una perspectiva de largo plazo positiva. Coyunturalmente, sí hay un efecto, aunque afortunadamente tenemos una economía diversificada, por lo que es un tema puntual y no generalizado.

¿Cómo está impactando la suba de tarifas en el entramado productivo?

El grueso de la corrección tarifaria corrige una distorsión geográfica: era enorme el subsidio a la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires en desmedro del Interior. Muchas de las tarifas que se actualizaron en Buenos Aires, ya estaban actualizadas en Córdoba, de manera que el aumento es bastante menor al que se observa en Buenos Aires.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés