El Economista - 70 años
Versión digital

lun 18 Oct

BUE 19°C

Versión digital

lun 18 Oct

BUE 19°C

En mayo, la actividad creció 3,3% contra 2016 y 0,6% contra abril

El EMAE del Indec trajo una buena noticia, aunque no generó demasiada euforia en los analistas

26-07-2017
Compartir

 Por Mariano Cúparo Ortiz

Según el Indec, la actividad en mayo creció 0,6% desestacionalizado contra abril. Así se recuperó la caída de 0,2% que había dado abril y, con un buen junio, el segundo trimestre terminaría dando una continuidad del proceso de recuperación económica, aunque moderando el ritmo del primer trimestre, que había dado 1,1% para el Indec.

El dato publicado ayer fue entonces positivo aunque no generó grandes euforias en los analistas. La comparación interanual dio 3,3% pero no generó celebraciones porque su principal explicación sigue siendo la baja base de comparación que le ponen los peores meses del 2016.

Para lo que sigue del año se espera lo que se presumía: el 2017 servirá en el mejor de los casos para recuperar lo perdido en 2016. La dinámica del dólar y los tarifazos del último trimestre agregan algunas dificultades al escenario.

Moderado

El economista jefe de Ecolatina, Lorenzo Sigaut Gravina, dijo a El Economista: “La variación interanual fue bastante positiva pero hay que relativizarlo porque mayo de 2016 había caído fuerte 3,1%. La interanual confunde. En buena medida ese número alto se debe a eso. Y se va a profundizar en junio y julio porque fueron las mayores caídas del EMAE del año pasado”.

Y agregó: “Fue relativamente positivo el 0,6% del desestacionalizado. En abril habían comunicado 0% y ahora lo corrigieron a -0,2%. Se morigera ese dato. Los primeros dos meses del segundo trimestre dan muy poca expansión desestacionalizada. Incluso haciendo un buen junio podemos tener 0,8% desestacionalizado. Pierde un poco de fuerza contra el 1,1% del primer trimestre. De todos modos este 0,6% es bueno porque recupera. El interanual del segundo trimestre cerraría con una interanual de 2,8% por la base de comparación baja”.

En ese sentido, junio confirmaría el diagnóstico. Para Ecolatina se crecerá entre 4% y 5% interanual contra un junio 2016 que había dado -4,9%. Para dimensionar con cierta certeza en qué punto se encuentra la actividad cabe destacar que en la serie desestacionalizada mayo de 2017 dio 1,7% por debajo del pico que marcó julio de 2015. Por eso la insistencia de Sigaut Gravina en lo que viene indicando desde hace meses: “Para nosotros va a terminar en 2,5%, que alcanza sólo para terminar de recuperarte de lo perdido en 2016. No mucho más para este año”.

Para Melisa Sala, de la consultora LCG, el 0,6% de mayo “está en línea con lo esperado y mantiene el crecimiento errático, con subas y bajas mensuales, y acumulando un aumento de apenas 0,4% en lo que va del año contra diciembre de 2016, lo que equivale a una tasa anualizada de 1%”. Además coincidió en que el 3,3% interanual se explica “por comparar con los peores meses de 2016”.

Industria

Algo interesante ocurrió en mayo: a los crecimientos que ya venían mostrando el agro, que recibió una buena señal de precios con la quita y reducción de retenciones durante el 2016, y la construcción, impulsada por la obra pública en año eleccionario, se suman algunos sectores de la industria (creció por primera vez) impulsados justamente por esos otros dos sectores líderes. Así, el agro y la construcción crecieron 3,3% y 9,9%. Y la industria 2,6%.

En ese sentido, consultado por El Economista, el director del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO), Andrés Asiain, agregó: “Mayo fue el mes en el que al crecimiento del agro y la construcción se le sumó la industria, por el incremento de las exportaciones a Brasil en autos, sumado a lo que arrastran agro y construcción en la industria, en sectores como metalmecánica, minerales no metálicos, caucho y plástico y siderurgia”.

Y Sala dijo: “Los brotes verdes siguen concentrados en pocos sectores. El agro y la construcción lideran. Se suman sectores puntuales de la industria (autos, metalmecánica y siderurgia) que parten de niveles muy bajos de producción. Y Minerales no metálicos, traccionado por la recuperación de la construcción. El resto de la industria no creció en mayo y promedia caída de 2,8% interanual en lo que va del año. Lo positivo es que Comercio aumentó 4,5% interanual”.

Al respecto, Asiain afirmó que el dato de comercio sorprende porque “los indicadores de mayo de supermercados y centros de compra dieron caídas de 2,5% y 4,3%. Es cierto que acá aparece incluido el comercio mayorista pero no deja de ser mucho número este crecimiento”.

Además, Asiain dijo: “El EMAE tiene algunas cosas cuestionables. Del 3,3% de crecimiento interanual, el que más aportó, agregando 0,74 puntos, fueron los impuestos netos de subsidios. Están contando como crecimiento el ajuste en los subsidios. No tiene nada que ver. Sin eso, da 2,56% de crecimiento interanual”

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés