El Economista - 70 años
Versión digital

vie 24 May

BUE 8°C

En junio cayeron 10% las ventas en shoppings y supermercados

Según cálculos de LCG, en base a las Encuestas de Shoppings y Supermercados del Indec, la evolución real del consumo minorista mostró una nueva caída en junio.

26 agosto de 2016

por Mariano Cúparo Ortiz

Si bien el Indec informó ayer, a través de la Encuesta de Supermercados y la de Centros de Compra, subas interanuales de 27,1% y de 26,9% en la facturación de junio, al contrastarlo con la inflación del período, el dato que surge es una caída de más de 10% en el consumo tanto en supermercados como en shoppings.

Bajo consumo

La Encuesta de Supermercados y la Encuesta de Centros de Compra son realizadas todos los meses por el Indec. Los crecimientos de la facturación detectados ayer son nominales. Es decir que si se tiene en cuenta la inflación de más del 40% que se registró durante ese mismo período, las ventas en supermercados muestran una caída real de 10,7% y las ventas en shoppings, una de 10,8%.

Ese dato, que contrasta lo publicado por el Indec con el incremento generalizado de precios brindando la dimensión real en la evolución del consumo, surge de una publicación que realizó ayer mismo, a través de un informe, la consultora Labour, Capital and Growth (LCG).

De esa manera, las publicaciones del Indec resultan acordes con el escenario de recesión de 1,3% en el primer semestre y de 4,3% en junio publicado por el mismo organismo.

Se desacelera

Esta caída del consumo, si bien es muy pronunciada y en el caso de los supermercados ocurre por quinto mes consecutivo, implica, a su vez, una desaceleración. Por caso, las ventas en shoppings habían tenido una baja de 15% en mayo, bastante mayor a la de junio. Por su parte, las ventas en supermercados habían tenido una de 11,4% en mayo, apenitas mayor a la de junio pero mayor al fin.

Al respecto, el informe de LCG sostiene: “La menor caída de supermercados y shoppings de junio contrastan con la mayor caída que mostró el PIB, que se profundizó de 2% a 4% interanual con respecto al mes anterior”. Aun así, la tendencia podría tener una continuidad, ya que el informe dice: “Para lo que resta del año estimamos menores caídas interanuales del consumo en shoppings y supermercados por una recuperación real de los ingresos de los consumidores y para todo el año estimamos una caída del consumo privado de 2% interanual”.

Las caídas

Más allá de las perspectivas de desaceleración de cara al futuro, en los datos observados se ve consolidada la visión de un primer semestre recesivo y especialmente duro para el ingreso y el consumo. Los datos de CAME al 16 de julio confirman esa tendencia, mostrando una merma del consumo minorista del 8,1% interanual, liderada por las compras de electrodomésticos al 18% y materiales de la construcción al 13%.

En el acumulado del primer semestre, siempre en términos reales según LCG, las ventas en supermercados mostraron una baja del 5% interanual. Y las ventas en shoppings una de 6,5%.

Los números

Si bien en general los distintos rubros tuvieron magros desempeños, los más afectados fueron los electrónicos y artículos para el hogar, con una caída de 12%; indumentaria, calzado y textiles, con una baja general de 12% y artículos de perfumería y limpieza, que mostró una merma de 10% interanual.

Dentro del rubro alimentos y bebidas, que es el más afectado por todos los índices de precios que se puedan tomar en cuenta, ya sean provinciales o nacionales, privados o estatales, se vio una baja general del 9%. Las mayores de esas caídas se registraron en los lácteos, que aflojaron al 10% y en los productos de panadería, que declinaron en igual magnitud.

Entre enero y junio, los supermercados vendieron $ 133.044 M, es decir, 27,3% más que en igual período de 2015, en términos nominales.

En el caso de junio, los despachos se ubicaron en $ 23.053 M, es decir, 27,1% por encima de un año atrás. En el caso de los shoppings, la facturación del primer semestre fue de $ 23.554 M, lo que equivale a un alza de 26,8% frente a igual período de 2015, en términos nominales. En el caso particular de junio, estos centros de compras vendieron mercadería por $ 4.717 M, lo que representa un avance en términos nominales de 26,9%.

Un junio difícil Si bien es un mes que estadísticamente es comparado con un período del año pasado que fue bastante expansivo, todo parece indicar que fue un mes durísimo en términos de consumo, que es el que tracciona a la actividad en Argentina y en buena parte del mundo. Según el Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala (ITEGA), la caída del consumo ese mes fue de 4,3%, la más grande en un año que ya venía mostrando caídas en los meses previos.

Los primeros datos de julio, con la mencionada caída del 8% del consumo minorista en la primera quincena, según CAME, y una caída en las financiaciones con tarjetas de crédito del 1% por primera vez en dos años, no parecen mostrar un repunte profundo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés