El Economista - 70 años
Versión digital

mie 27 Oct

BUE 25°C

Versión digital

mie 27 Oct

BUE 25°C

En julio, creció 1,1% interanual el empleo asalariado privado

En un año se incorporaron 209.500 trabajadores formales al mercado laboral (entre ellos, 65.000 fueron asalariados privados)

28-09-2017
Compartir

Satisfactorios. Así definen en el Ministerio de Trabajo los datos de julio del empleo registrado, difundidos ayer en un encuentro con periodistas. Sin derroches de entusiasmo, los funcionarios se encargaron de recalcar que los 209.500 puestos registrados que se crearon en un año implican que el crecimiento se está consolidando, y celebraron que el trabajo asalariado privado creció 1,1% interanual y equiparó la tasa de crecimiento poblacional tras largos meses, pese a que aún se ubica por debajo de los niveles de 2015.

De esta forma, el número total de trabajadores registrados llegó a 12.168.000, producto del crecimiento de 1,8% contra julio de 2016, y amplió el margen de distancia sobre la expansión demográfica. Respecto de junio, las cifras del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) muestran una suba de 0,2% (se generaron 22.900 empleos) y de 0,3% sin considerar la estacionalidad. “Los datos no están volando pero son relativamente satisfactorios”, analizó el subsecretario de Políticas y Estadísticas Laborales, José Anchorena. Para él, lo importante es el “cambio composicional” de la generación de empleo: mientras que, entre 2012 y 2015, cada diez nuevos trabajadores del sector privado, se crearon 15 puestos en el sector público; en 2016, la balanza se equilibró; y en lo que va de 2017, fueron dos nuevos empleados públicos cada 10 privados.

Calidad

Sin embargo, dentro del empleo privado, que subió 1,5% interanual, el ritmo de crecimiento no es igual en para todas las categorías. Como viene sucediendo en los últimos meses, la expansión de los monotributistas fue superior a la de los trabajadores en relación de dependencia: los primeros sumaron 4,8% interanual (70.900 puestos) contra 1,1% (65.000) de los segundos.

Además, se agregaron 44.300 monotributistas sociales (12,3%). Así, de los 209.500 empleos registrados generados en un año, más de la mitad (115.200) fueron monotributistas y monotributistas sociales, muchos de los cuales comenzaron a regularizar su situación luego de que el Gobierno los autorizara a percibir la Asignación Universal por Hijo.

Asalariados privados

Pese a que los 6.200.400 trabajadores asalariados privados que hubo en julio todavía son menos que los que había dos años atrás (ver cuadro), en la cartera laboral ven con buenos ojos los 9.300 nuevos puestos creados en julio. También destacan que el SIPA registró un aumento del salario real de 6,7% contra julio de 2016 para este segmento de los trabajadores. “Estamos derribando mitos: los números confirman que este Gobierno no va a destruir empleo ni salario”, dijo Santiago Fernández Cosimano, director de Prensa y Comunicación del Ministerio.

Las provincias de mayor crecimiento fueron las del NOA y el NEA, con Catamarca (7,6%), La Rioja (7,1%), Santiago del Estero (5,1%) y Chaco (4,2%) a la cabeza. En cambio, las provincias con mayor caída del empleo asalariado privado fueron las patagónicas, debido al impacto negativo del sector petrolero.

“Los datos no están volando pero son relativamente satisfactorios”, analizó el subsecretario de Políticas y Estadísticas Laborales, José Anchorena

En tanto, la construcción fue la rama que lideró una vez más la expansión: aportó 41.500 nuevos puestos en relación de dependencia (10,3% i.a.), seguida del comercio, con 12.500 asalariados más que un año atrás (1,1%). A contrapelo, el empleo en la industria se sigue destruyendo: durante el mismo período, expulsó 30.000 trabajadores (-2,5%).

Proyecciones

Los funcionarios presentaron también los resultados de la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL), que permiten llevar la mirada hacia delante. El Índice de Evolución del Empleo tuvo para agosto una variación interanual positiva de 1,2% y se mantuvo estable respecto del mes anterior. Anchorena señaló que el mercado laboral se muestra más “activo”, ya que el crecimiento de las tasas de entrada y salida subieron al 2,5%. Asimismo, destacó que las expectativas netas de aumento de la dotación de personal de las 3.000 empresas encuestadas es de 8,3%.

Estos elementos son los que llenan de optimismo el aire del Alem al 600. El subsecretario estimó que 2017 terminará con 300.000 nuevos empleos, de los cuales 100.000 serían asalariados privados.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés