El Economista - 70 años
Versión digital

mar 26 Oct

BUE 20°C

Versión digital

mar 26 Oct

BUE 20°C

En 2018, las necesidades serán 15% del PIB (y 8% se pagará con deuda)

Según un informe de la Fundación Capital

26-09-2017
Compartir

El rojo fiscal primario, es decir, sin contabilizar el costo de la deuda, está cayendo, es cierto, pero sigue  siendo alto.  Y, lógicamente, se amplía si entra ese (creciente) costo en la ecuación, es decir, el déficit total. Con un tope para el financiamiento monetario desde el BCRA hacia el Tesoro (será de $140.000 M en 2018), la tarea del ministro de Finanzas, Luis Caputo, será, una vez más, muy exigente en 2018.

“El déficit primario proyectado en el Presupuesto de $395.612 millones (3,2% del PIB), se traduce en importantes requerimientos de financiamiento, que se amplían en $286.191 millones (2,3% del PIB) si tenemos en cuenta la carga de los intereses. Así, la ley de leyes anticipa que 2018 será nuevamente un año desafiante en materia de financiamiento, con necesidades que ascenderían a $1.749.721 millones (14,2% del PIB). Esa cifra se compone de un déficit financiero, que asciende a $678.870 millones para la Administración Pública (5,5% del PIB), sumado a una inversión financiera neta (compuesta de fondos para asistir a las provincias) por $217.380 millones (1,8% del PIB) y los pagos proyectados de deuda por $853.471 millones (6,9% del PIB)”, sostienen en un exhaustivo informe desde la Fundación Capital, que fue distribuido ayer entre sus clientes.

Sin embargo, aclaran, “no todo se financiaría en el mercado, dado que el BCRA aportaría $140.000 millones (1,1% del PIB), reduciéndose la asistencia 6,6% respecto a los $150.000 millones de 2017 (1,5% del PIB)”. Asimismo, “el roll over de vencimientos intra sector público aportaría $506.113 millones (4,1% del PIB) mientras que $95.088 millones (0,8% del PIB) se financiarían con organismos bilaterales”.

Aun así, la cuenta no es menor. “Teniendo en cuenta estas fuentes, restarían financiar en el mercado $ 1.008.512 millones (8,2% del PIB), incluyendo deuda de corto plazo”, dicen los economistas liderados por Martín Redrado. “Así, de acuerdo a las previsiones de las autoridades, la deuda pública con privados y organismos internacionales alcanzaría el 31,1% del PIB en 2018, un aumento de 2,6 puntos del PIB respecto a 2017. A su vez, estiman que el ratio deuda/producto crecería hasta 37,3% del PIB en 2020, año a partir del cual comenzaría a reducirse gradualmente”.

Con estas emisiones, el aumento de la carga de intereses pasaría de 2,2% del PIB en 2017 a 2,3% del PIB en 2018, “cifra que aún parece manejable, más allá del incremento del 27,6%, bien por encima de la inflación”.

“Si bien basadas en distintos supuestos, estas proyecciones se encuentran relativamente en línea con nuestras propias estimaciones, según las cuales las emisiones (excluyendo deuda de corto plazo) rondarían los US$ 27.448 millones (versus US$28.597 millones de emisiones excluyendo las de corto plazo en el presupuesto)”, consideran desde Fundación Capital.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés