El Economista - 70 años
Versión digital

dom 24 Oct

BUE 20°C

Versión digital

dom 24 Oct

BUE 20°C

“El nivel de deuda no es preocupante”

26-10-2016
Compartir

Entrevista a Nicolás Jensen (Puente)

Con la colocación de Santa Fe ayer por US$ 250 M, las provincias llevan emitidos títulos por US$ 7.000 M en lo que va de 2016, una cifra superior al déficit agregado con que terminarán el año los 24 distritos. Sin embargo, Nicolás Jensen, Head of Public Sector de Puente, advierte que esa preocupación “hoy no está en la agenda del inversor”.

Además, en diálogo con El Economista, explica el porqué de la variedad de tasas que vienen pagando las provincias. “No se puede definir de una sola forma el universo de deuda subsoberana, cada caso es particular. Pero los drivers son cierta solvencia fiscal, regalías y un plan activo de infraestructura. Eso le da al inversor una seguridad de repago”, señala.

Las provincias que colocaron deuda consiguieron tasas muy disímiles. ¿Qué factores predominaron en la explicación de esas variaciones?

En el universo de provincias hay mucha variedad. Están aquellas que son sólidas fiscalmente, como Córdoba; aquellas que están siendo mejor, como la provincia de Buenos Aires; aquellas que tienen una posición aceptable fiscal y cuentan con regalías petroleras. La situación fiscal de las provincias es muy analizada por los inversores y el inversor además es un poco reacio a las emisiones para financiar gasto corriente, por lo tanto cuanto mejores números fiscales tengas y si la colocación es para inversiones de capital, mejor tasa vas a conseguir. Y después, hay provincias en las que las regalías petroleras juegan un rol importante porque aseguran capacidad de repago. No se puede definir de una sola forma el universo de deuda subsoberana, cada caso es particular. Pero los drivers son esos: cierta solvencia fiscal, regalías y un plan activo de infraestructura. Eso le da al inversor una seguridad de repago.

¿Hay una tendencia hacia la baja, más allá de las heterogeneidades, que pueda seguir mejorando en los próximos meses?

En la medida en que el soberano fue saliendo y consiguiendo mejores tasas, eso fue acompañado por mejores tasas del subsoberano. De todos modos, este año fue el año de las colocaciones, el año que viene creo que va a haber mucha menos colocación de deuda, también porque creo que hay mucho menos espacio a compresión de tasas. Argentina ha llegado a un punto en el cual menos tasa que la que están consiguiendo va a ser muy difícil, porque las previsiones de la Nación para el año que viene de déficit fiscal no son muy buenas y el hecho de que es año electoral en las provincias, hacen que la solidez fiscal lograda este año, el año que viene probablemente no la tengas. Por eso creo que también muchas provincias salieron este año, para no hacerlo el que viene. Dudo que 2017 sea un año tan activo a nivel de colocaciones provinciales; aunque quizás sí en los municipios o empresas provinciales.

Con la emisión de Santa Fe ayer, son US$ 7.000 M colocados en el año. ¿Hay que estar alerta?

El nivel de endeudamiento no es de preocupación en los mercados por ahora porque venimos de ratios muy bajos. Si el año que viene crece el Producto y no tanto el endeudamiento, el ratio ese en términos de PIB no cambia. Por eso lo que hoy se está mirando es cómo se van a desenvolver los déficit. Si tenemos tres años de déficit fiscales, sí se va a empezar a hablar de la sostenibilidad de la deuda, pero hoy no está en la agenda del inversor.

¿Hay que seguir más de cerca el crecimiento o el déficit?

Las dos cosas. El crecimiento implica una mejora en la recaudación, y si esa mejora es mayor que el aumento de los gastos, vas ganando solidez fiscal. En cambio, si los gastos llegan a crecer por encima de los recursos, no ahora pero en algunos años llegará la preocupación. Igualmente, los ratios de endeudamiento que para la historia argentina no son para alarmarse.

Una novedad este año fue la salida al mercado de provincias o municipios que nunca lo habían hecho antes. ¿Qué implica eso?

La razón principal de eso es el déficit en infraestructura, que es notorio y que por lo tanto, crea la necesidad de poder financiar los gastos de capital con deuda de mediano plazo. Muchas provincias toman deuda por el efecto derrame que tiene la obra pública y la mejora en la infraestructura que también le significa a ellos poder después cobrar más impuestos. Es un círculo virtuoso.

¿Que cambie el perfil de la deuda de las provincias a moneda extranjera y con acreedores externos no trae nuevos riesgos?

En general lo que se busca es acceder a inversores extranjeros a los cuales el mercado doméstico, que es muy chico todavía, no permite acceder. Lo que se busca es aumentar la posibilidad de obtener más recursos; por eso también se utiliza a veces legislación extranjera para apuntar especialmente a inversores institucionales.

¿Qué ven los inversores hoy?¿Qué preocupaciones tienen?

Hoy preocupaciones no hay. Los inversores están muy interesados en activos soberanos y subsoberanos porque todavía los fundamentals responden. Después lo que ven es que el déficit en infraestructura hace que esos proyectos se destinen a gastos de capital y no corrientes, que es algo clave porque el inversor tiene más apetito por los instrumentos si van a infraestructura.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés