El Economista - 70 años
Versión digital

lun 30 Ene

BUE 25°C
Versión digital

lun 30 Ene

BUE 25°C

El Indec publica hoy el IPC y será el más alto desde octubre

09-03-2017
Compartir

por Mariano Cúparo Ortiz

Hoy es uno de los días más esperados del mes: el Indec finalmente publicará el dato de inflación de febrero, que marcará un nuevo capítulo de una novela que tiene a la volatilidad como protagonista. Las aceleraciones y desaceleraciones vienen sucediéndose de la mano de los aumentos de tarifas y febrero no fue la excepción. Según distintos cálculos privados la suba estaría por encima del 2%.

El anuncio de esta semana del BCRA en su comunicado de política monetaria comenzó a confirmar algo que se venía esperando: febrero vino con altos aumentos generalizados de precios y estos, si bien fueron liderados por los regulados, también se trasladaron a la núcleo.

“Las estimaciones y los indicadores de alta frecuencia de fuentes estatales y privadas monitoreados por el BCRA indican que la inflación de febrero mostrará un alza respecto del valor registrado en los últimos meses, tanto para el nivel general como para el componente núcleo”, sostuvo la autoridad monetaria.

Carrera con obstáculo

Ayer, el economista de FIEL Fernando Navajas dijo: “Las tarifas están contaminando a la inflación núcleo”. Y la afirmación resulta muy interesante. Al comenzar el año surgió cierta polémica respecto a los objetivos contrapuestos que parecía mostrar el Gobierno con algunas de sus políticas. Incluso rumores indicaban que cierto enojo había surgido en el BCRA al respecto: mientras la autoridad monetaria se planteaba unas metas de inflación para el 2017 que para muchos economistas eran, y siguen siendo, demasiado ambiciosas, el Ejecutivo iba perfilando una nueva modificación de precios relativos por la vía de distintos aumentos de los regulados. Más allá de la veracidad de los rumores, para muchos analistas es cierta la contradicción.

En febrero, justamente, la energía eléctrica, las prepagas y los cigarrillos habrían liderado, según Estudio Bein, el incremento que para los analistas superaría el 2%. Y lo demás sería contagio, es decir, posibles efectos de segunda ronda.

Aceleración general

Ayer Mendoza publicó su dato de inflación, que si bien dio 1,6%, es decir por debajo de lo que se espera para el IPC GBA, mostró una aceleración respecto a enero, que había dado 1,2%. Diciembre, además, había dado 0,6%.

Para Estudio Bein la inflación de febrero fue 2,4%. En declaraciones a El Economista, su directora ejecutiva, Marina Dal Poggetto, afirmó que, intentando replicar la metodología del Indec para su IPC GBA, la estimación es que la general le dará alrededor de 2,3%, teniendo en cuenta, entre otras cosas, que enero no reflejó los aumentos de expensas.

Para el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), de la UMET, la inflación de los trabajadores fue de 2,1% (y llegó a 2,9% para el decil con menores ingresos). Para Economía & Regiones el incremento de precios fue de 2,1%, aunque consideró que eso no elimina la posibilidad de que se cumplan las metas (aunque tampoco estaría garantizado que se logre). Elypsis vio 2,5% para el GBA y 2,9% para la Ciudad. El IPC Congreso, por su parte, dio 2,1%, el mayor valor desde octubre. Para FIEL el número fue 2,4%.

¿Falta tasa?

Ayer surgió una nueva discusión respecto a la lucha antiinflacionaria. A la ya típica sobre si alcanza sólo con política monetaria para desinflar, en un contexto donde el mercado financiero representa apenas el 15% del PIB, y con aumentos de tarifas aun ocurriendo, se suma la de si alcanza la tasa de interés actual o si hace falta subirla más.

Para el director socio de Consultora Ledesma, Gabriel Caamaño Gómez, el Central como mínimo deberá mantener la tasa. Aunque considera por un lado que no necesariamente debe subir y, por otro, que de hecho la autoridad monetaria no la subirá.

“Si el BCRA estuviera sólo mirando la inflación tendría elementos suficientes para justificar un endurecimiento. Pero no lo va a hacer, porque si bien ese es el único objetivo formal, también está mirando, en segundo plano, otras cosas; que no se le aprecie más el tipo de cambio, que repunte el crédito, que no se ahogue la recuperación de la actividad, etc. Ahí, de forma muy incipiente, empieza a haber un problema de multiplicidad objetivos”, explicó.

El analista de Estudio Bein, Federico Furiase, sostuvo que ya no sobra tasa si se pretende anclar las expectativas de inflación, “sobre todo cuando la canilla de pases tiene que esterilizar vía tasa excedentes por desarme de Lebac y compra de dólares”.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés