Ya se destinaron más de $400 millones en los últimos meses

El Gobierno ratificó el incentivo a las inversiones en la industria satelital

Lo anunció Juan Manzur en una mesa de trabajo en el predio de Arsat

arsat
arsat arsat
19-01-2022
Compartir

En el marco de un encuentro que tuvo lugar en el predio de Arsat, en Benavídez, el jefe de Gabinete Juan Manzur anunció hoy que el Gobierno continuará incentivando las inversiones al sector aeroespacial y satelital nacional. Esta industria forma parte de la economía del conocimiento y ya se destinaron más de $400 millones en los últimos cuatro meses.

“El Gobierno nacional va a seguir adelante con sus planes, proyectos e inversiones que estaban previstos dentro del Presupuesto que lamentablemente no se votó en el Parlamento producto de la irresponsabilidad por parte de la oposición", comentó Manzúr, a la vez que apuntó contra el arco político opositor.

A su vez, desde Arsat ratificaron la agenda para el corto y mediano plazo, que incluye el lanzamiento del satélite geoestacionario SG1, en octubre del 2023. Con él se podrá brindar servicio de conectividad a zonas rurales “en un equivalente a 200.000 hogares dentro del territorio argentino y a 80.000 hogares en los países limítrofes”, afirmó el titular de Arsat, Pablo Tognetti.

También, se contempla la ampliación del data center de la compañía estatal, la puesta a punto de la red de Televisión digital -prevista para fin de año- y la extensión de la red federal de fibra óptica (Refefo). Para esta última, se logró un acuerdo con la empresa Transener para el uso de tramos de su infraestructura, que permitirán el cierre de anillos de fibra óptica para securizar la red.

Por su parte, el secretario de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa, Ariel Schale, destacó la importancia del desarrollo de la industria aeroespacial para hacer frente de manera exitosa a los desafíos de la economía 4.0.

La economía 4.0 es "básicamente la posibilidad de conocer al instante la decisión de los consumidores y eso tiene un impacto tremendo en los canales de distribución, comercialización y fundamentalmente de producción; al saber lo que se vende se organiza todo el proceso productivo", explicó. Por ello, resulta imprescindible una industria satelital fuerte, con manejo de datos y buena estructura comunicacional.

Además de un eslabón fundamental en la economía 4.0, el sector agroindustrial y satelital es, a su vez, uno de los cuatro principales rubros en cuanto a capacidad para generar exportaciones. Por eso, el Gobierno lleva destinados $315 millones con aportes no reembolsables en quince proyectos que formaron parte del programa Potenciar.

También, utilizó $80 millones para brindar asistencia financiera a seis proyectos del programa Soluciona.

Otro de los participantes de la mesa de trabajo fue la directora del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), Kelly Olmos. En esta oportunidad, anunció una nueva línea para empresas que fabrican bienes de telecomunicación e informática en el país. Con ella, podrán “vender al exterior financiado con una tasa competitiva”, de entre 2% y 3% en dólares.

En Argentina hay 300 pymes aeronáuticas, 130 pymes espaciales y 134 talleres aeronáuticos de reparación. Esto implica 3.400 puestos de trabajo formales, con salarios 40% mayores al del promedio industrial y una alta demanda de personal especializado.

La industria satelital y aeroespacial argentina forma parte del grupo de países y regiones que desarrollan sus propios satélites de telecomunicaciones, entre los que están China, Estados Unidos, India, Israel, Japón, Rusia y la Unión Europea. 

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés