El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 15°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 15°C

El Gobierno canceló US$ 47.035 M en deuda previa al 10-D

08-11-2016
Compartir

por Mariano Cúparo Ortiz

A última hora del viernes, el Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas emitió un comunicado en el que afirmó que para lo que va del 2016 el Gobierno pagó deudas contraídas antes del 10 de diciembre de 2015 por US$ 47.035 M. “Cancelar todos estos vencimientos de deuda sin recurrir al crédito hubiera significado el agotamiento total de las reservas y/o un fuerte ajuste en el gasto público”, sostenía el informe.

La cifra total contiene pagos de deuda en dólares y pago de deuda en pesos. Eso despertó polémica por la contracción de deuda en moneda dura para pagar obligaciones en pesos o con organismos no privados. Asimismo, la polémica también se refirió a la relación de este problema con la política fiscal. El Gobierno sostuvo: “El renovado acceso al crédito le permitió al país honrar sus deudas (en atrasos y al día), incrementar el nivel de reservas del BCRA y financiar una reducción gradual del abultado déficit fiscal acumulado a diciembre de 2015”. Sin embargo, los números fiscales no muestran que no hay reducción del “abultado” desequilibrio en las cuentas públicas.

La versión oficial

El comunicado de Hacienda detalla los pagos realizados de la siguiente forma: del total abonado de US$ 47.035 M (el 60%, es decir, US$ 28.380 M) corresponde a pagos regulares, o sea deuda al día (US$ 18.795 M en vencimientos de capital y US$ 9.585 M en vencimientos de intereses).

El resto corresponde a deuda atrasada. Ahí se destaca el “pago de obligaciones con acreedores de deuda en default que no habían ingresado a los canjes, mediante una operación que permitió normalizar la situación financiera del país y recuperar el acceso al crédito” que llegaron a una suma de US$ 13.788 M, “con una quita de 34%, obteniéndose un ahorro de US$ 4.688 M”.

También hubo “cancelaciones de reclamos con sentencia firme en el marco del convenio CIADI” por US$ 305 M “con una quita del 31%, obteniéndose un ahorro de US$ 100 millones”. Figuran varias cancelaciones de deudas para programas de estímulo a la producción nacional de gas, obligaciones con la Dirección Nacional de Vialidad, cancelaciones de deudas impagas de años anteriores en concepto de armonización de las cajas provinciales y transferencias a CAMMESA por deudas generadas producto de la importación de combustibles.

La versión Kicillof

El ex ministro de Economía, Axel Kicillof, publicó en sus redes sociales una nota en la que criticó la política de endeudarse en dólares (es decir, emitir deuda que puede caer en default) para pagar deuda que en parte está en pesos. “Macri no pagó nada: simplemente tomó deuda nueva para pagar deuda, lo que técnicamente se llama rollover y en el barrio se llama bicicleta”, escribió.

Por otro lado, sostuvo que de los vencimientos para este año, sólo US$ 4.500 M correspondían a deuda en dólares con acreedores privados. “Buena parte de la deuda que decidió pagar era en pesos y para cubrirla el Gobierno se endeudó en dólares. Lo cierto es que cambió 'deuda fácil' por 'deuda difícil', comprometiendo seriamente el futuro del país. Recordemos que los vencimientos de deuda en dólares con privados de este año eran sólo de US$ 4.500 M y se endeudó por US$ 40.000 M”, explicó.

Además ,afirmó: “La política económica de Macri tiene un solo punto de apoyo, el desenfrenadoendeudamiento externo de la economía argentina. Es un secreto a voces que Argentina es el país que más deuda tomó en el planeta durante este año. De hecho, casi duplicó la deuda externa con privados en moneda extranjera en once meses”.

“La deuda que realmente crea dificultades insalvables es la deuda en dólares con el sector privado. Y durante este año Macri lleva tomados casi US$ 40.000 M. Y el Presupuesto anuncia que el año que viene piensan endeudarse por US$ 44.000 M. Macri va a batir otro record: en dos años triplicará la deuda con privados, convirtiéndose en el gobierno del endeudamiento más grande y más veloz de la Historia Argentina”, continuó.

Kicillof rechazó además el argumento de que el endeudamiento haya servido para achicar el déficit fiscal de manera gradual y evitar un ajuste. “El déficit fiscal, en lugar de bajar, está creciendo. Al Gobierno le falta plata porque la recaudación es cada vez más floja debido a la caída de la demanda y de la actividad. Pero además, Macri se ha pasado estos once meses reduciendo los impuestos a los sectores más concentrados y a los ricos, como sucedió con las retenciones a sojeros y mineros y el impuesto a los bienes personales. Usa la deuda para tapar agujeros y para reemplazar la nunca producida lluvia de inversiones por una lluvia de endeudamiento”, expresó.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés