El FMI se dio vuelta y ahora cree que Trump traerá más crecimiento

17-01-2017
Compartir

El Fondo Monetario Internacional dio a conocer ayer nuevas proyecciones que contienen ligeras modificaciones con relación al Panorama Económico Mundial presentado en octubre en ocasión de la Asamblea Anual. No hubo cambios en cuanto al crecimiento global que sería de 3,4% este año y de 3,6% el próximo, mejorando la performance de 2016 que habría registrado un incremento de 3,1%.

En el caso de Estados Unidos, el FMI estima que la expansión fiscal que propone Donald Trump puede impulsar el crecimiento y ahora pronostica una suba del PIB de 2,3% este año y de 2,5% en 2018, lo cual significa una leve mejora con relación a los pronósticos de octubre. Hay en este caso un cambio en la visión del Fondo ya que en sus pronósticos de octubre alertaba sobre los riesgos que implicaba para la economía global el discurso de Trump.

También se mejoraron las perspectivas de crecimiento para Alemania, Japón, España y el Reino Unido como consecuencia de un desempeño mejor al esperado en el segundo semestre de 2016. Pero la principal explicación para el mayor crecimiento global está en el desempeño que tendrán los países emergentes y en desarrollo que crecerían 4,5% este año y 4,8% en 2018.

Se destaca entre ellos el caso de China en donde ahora se espera una suba de 6,5% (0,3 punto de porcentaje por encima del pronóstico de octubre). Pero en casi todo el resto de Asia ? la India incluida- las correcciones fueron hacia la baja.

La peor nota se la lleva América Latina que crecería sólo 1,2% en 2017, 0,4 punto de porcentaje menos que la proyección de octubre. El número se explica porque Brasil y Argentina tuvieron un peor desempeño al esperado en el segundo semestre de 2016 y en México manda la incertidumbre luego de la elección de Trump. Un dato negativo para Argentina es que el FMI proyecta un crecimiento de sólo el 0,2% en Brasil, menor aún al que plantean los analistas privados.

Luces amarillas

Entres los riesgos que percibe el Fondo en el escenario global se destaca la pérdida de consenso en muchos países sobre los beneficios de una mayor integración económica lo cual puede llevar a la adopción de medidas proteccionistas que afecten el nivel de crecimiento. De todas maneras, se espera que en 2017 el comercio mundial se expanda al 3,8%, superando ligeramente a la suba de la producción. En ese marco se estima que el precio de las materias primas tendrá un comportamiento relativamente favorable subiendo 2,1% en dólares.

En el lado positivo del panorama mundial se destaca que las dos economías nacionales más grandes, las de Estados Unidos y China mejoraron sus proyecciones de crecimiento. A su vez en Europa se alejó el riesgo de una deflación y en Japón se proyecta un crecimiento de 0,8%. Si estos pronósticos se cumplen, no habrá tantos motivos de preocupación como en otros años. Países como Argentina no se beneficiarán con un intenso viento de cola pero se moverán en un escenario relativamente favorable. De todas maneras, todos los pronósticos globales en este momento son condicionales porque están sujetos a lo que ocurra a partir del 20 de enero cuando Trump llegue a la Casa Blanca.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés