El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 19°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 19°C

El fin del Impuesto al Cheque generará disputas

Un informe del Iaraf analiza la situación del tributo a meses del cumplimiento del plazo de la última prórroga al tributo

24-04-2017
Compartir

La última prórroga del Impuesto al Cheque vencerá el último día de este año y según un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) su fin o extensión en el tiempo podría desembocar en una disputa entre las provincias y el Estado Nacional por capturar esos fondos, de los que hoy se coparticipa a los distritos solo un tercio.

La herencia

Desde su instauración en 2002 a la salida de la crisis económica, el peso del tributo sobre en el sistema impositivo no paró de crecer. Según el reporte, su recaudación de $ 131.700 M el año pasado equivalió alternativamente a 1,6% del PIB, 6,4% del total de la recaudación total de AFIP ?lo que lo ubicó tercero en el ranking de impuestos nacionales, por detrás de IVA y Ganancias?, la mitad del gasto en Personal, 81% del gasto total de capital nacional o a la totalidad del pago de intereses de la deuda pública con el sector privado realizado durante el año.

En tanto, la recaudación prevista presupuestariamente por esta vía para este año, en tanto, es de $ 164.933 M (1,7% del PIB), mientras que se proyectan $ 195.116 M para el 2018, en caso de que se mantenga el tributo, algo que el organismo da casi por sentado justamente por su participación en el total de ingresos. De los $ 164.933 M presupuestados para 2017, $ 115.453 M irán al arca nacional y los $ 49.480 millones restantes se repartirán entre las provincias.

Escenarios posibles

En ese marco, ante el vencimiento del impuesto, anticipa el Iaraf, se abrirán múltiples caminos posibles. Los tres posibles que explora el informe (su eliminación completa, su extensión con el esquema actual o su prórroga coparticipando la totalidad de los fondos), derivarían en 2018, respectivamente, en una pérdida de $ 135.366 M, una ganancia de $ 135.366 M o un ingreso positivo de $ 52.909 M para el Tesoro Nacional, mientras que para las provincias implicaría una pérdida de $ 32.676 M ante la eliminación plena, una ganancia del mismo monto en caso de que se mantuviera el statu quo o una ganancia de $ 108.919 M en caso de que sea coparticipado el 100%.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés