El Economista - 70 años
Versión digital

lun 17 Jun

BUE 13°C

El empleo registrado cayó 1,8%

17 octubre de 2016

por Mariano Cuparo Ortíz

El Indec publicó, el último viernes, algunos de los últimos datos que faltaban para poder cerrar un diagnóstico de la dura situación social que deberá intentar revertir el Gobierno de aquí en adelante. A los datos de pobreza e indigencia y a los de desocupación, se sumaron ahora los referentes a los puestos de trabajo registrados, que mostraron una caída de casi 2% en lo que va del año.

Destrucción de empleo

En rigor, el cuarto trimestre del 2015 terminó con 6.537.947 puestos registrados y al finalizar el primer semestre estos cayeron hasta 6.419.868, lo que implica una retracción de 1,8%. Y entonces, en total, los puestos destruidos fueron 118.079. Una sangría importante en un indicador, el del trabajo registrado, al que el Gobierno dijo estar mirando de forma prioritaria como camino para solucionar los duros indicadores de pobreza e indigencia que recientemente publicó el Indec. Esos datos obtenidos a partir de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) informaron que, si se mide por ingresos, el 32,2% de la población está por debajo de la línea de pobreza y el 6,3% debajo de la línea de indigencia.

Respecto de la importancia de todos estos indicadores (tanto los de pobreza como los publicados el viernes por el Indec acerca de la variación en elempleoregistrado) bastaconrecordar por un lado las recientes palabras del Presidente cuando se publicaron los datos de pobreza: “Este punto de partida es sobre el cual acepto ser evaluado como Presidente”.

Otro indicador que se desprende del informe de Estadísticas de Registros Laborales es el de las empresas que presentaron sus declaraciones juradas a la AFIP. A fines del 2015 éstas llegaban a 577.665 y a finales del primer semestre cayeron hasta 571.556. Es decir que hubo una baja de 1,1%.

Por sectores

Los sectores que tuvieron una variación positiva mostraron en términos de creación de empleo fueron la intermediación financiera, cuyo total de empleo formal en el segundo trimestre de 2016 creció 5,8% en la comparación con el mismo trimestre del 2015; el de servicios sociales y de salud que creció 4%; el de enseñanza que se incrementó 2,1%; el de electricidad, gas y agua que subió a 1,8%; el comercio que creció 1,1% y el de transporte, almacenamiento y comunicación que trepó 0,3%.

Todos los demás sectores mostraron caídas interanuales, con porcentajes de destrucción de empleo formal que llegaron a 12,5% en el caso de la construcción, que fue el que más fuerte cayó. Además sectores como explotación de minas y canteras tuvieron retracciones de 6,4% y agricultura, ganadería, caza y silvicultura de 4,5%. La industria manufacturera, por su parte, destruyó empleos registrados al 2,1% interanual.

Por provincia

Sólo cuatro provincias vieron a sus empresas mejorar en cuanto a la creación de puestos de trabajo registrados en la comparación interanual entre los segundos trimestres de 2015 y 2016. Son los casos de La Pampa, que lideró, con una generación de puestos de 4,4%, Tucumán con una de 1,5%, Corrientes con una de 0,6% y Córdoba con una de 0,3%.

Todas las demás provincias registraron caídas, entre las que se destacan del NOA, con una Catamarca destruyendo empleos registrados al 9,6% interanual, seguida por Salta al 3,1% y Jujuy al 3,4%. También se destacó Santa Cruz con una caída de 7,9%. Y también las cuyanas, con San Luis con una destrucción de 6,6%, San Juan con una de 4%, La Rioja de 8,2% y Mendoza de 3,8%.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés