El Economista - 70 años
Versión digital

sab 15 Jun

BUE 15°C

El empleo asalariado privado subió 1% interanual en agosto

En un año, se crearon 226.000 puestos formales y, entre ellos, 78.000 fueron monotributistas

26 octubre de 2017

Por Juan Strasnoy Peyre

El empleo asalariado formal en el sector privado trepó en agosto 1% interanual, lo que equivale a 64.200 nuevos puestos en relación de dependencia, y aún no logra superar la línea de crecimiento poblacional. En el mismo lapso, se incorporaron en total 225.900 trabajadores al mercado laboral, de los cuales más de un tercio fueron monotributistas, que durante todo el año crecieron por encima del llamado “empleo de calidad”. Los datos fueron informados ayer por funcionarios del Ministerio de Trabajo, quienes destacaron que “los números del octavo mes muestran una continuidad en el proceso de crecimiento”.

Según la información del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), los asalariados registrados en el sector privado llegaron en agosto a 6,2 millones, con una leve alza de 0,2% frente a julio (11.900 puestos más), que en la medición sin estacionalidad se mantuvo estable. Así, pese al sostenido pero aún escaso crecimiento que hubo desde abril, la cantidad de trabajadores en esta modalidad sigue por debajo de los niveles de 2015.

Al mismo tiempo, el total de trabajadores registrados llegó a 12,204 millones, con un aumento de 1,9% interanual (por encima de la expansión demográfica) y 16 meses consecutivos de subas. Comparada con julio, la suba fue de 0,3% (35.300 trabajadores más), mientras que en la serie desestacionalizada el incremento fue de 0,2%.

Sin embargo, como en los meses anteriores, la expansión estuvo liderada por los monotributistas, que sumaron 77.700 puestos (5,3% interanual), bastante por encima de los asalariados privados. También se incorporaron 57.300 monotributistas sociales (15,8%), 35.900 empleados públicos (1,2%) y 9.100 trabajadores de casas particulares (2%). El subsecretario de Políticas y Estadísticas Laborales, José Anchorena, admitió que “el monotributo sigue siendo importante en la generación de empleo” pero aseguró que “el problema no es que crezcan los monotributistas, sino que no crezcan más fuerte los asalariados registrados”. Si bien el funcionario destacó que la tasa interanual de esta última categoría viene mejorando este año “y se revirtió el ciclo (de caída) de 2016”, dijo que el problema “aún no está solucionado” y “creemos que la suba debe ser más fuerte todavía”.

En ese sentido, subrayó que en el empleo privado total se están generando 130.000 por año y enfatizó: “Pensamos que debería crecer el doble, con mayor peso del asalariado privado en particular”. Además, vinculó las posibilidades de llevarlo a cabo con la reforma laboral que impulsa el Gobierno.

Por sectores y provincias

La comparación interanual del trabajo asalariado privado muestra que diez de las catorce ramas de actividad incorporaron trabajadores formales. Como viene sucediendo, el crecimiento estuvo impulsado por la construcción (40.700 nuevos puestos y un alza del 10%) y el comercio (12.200 empleados y una suba de 1,3%). En cambio, el empleo en la industria manufacturera sigue en caída: en un año se perdieron 28.200 puestos (-2,3%).

Por otra parte, la región donde más subió el empleo asalariado fue el norte. Catamarca (7,2%), Santiago del Estero (5,8%), Chaco (4,1%), Jujuy (3,7%) y Corrientes (2,3%) lideraron el crecimiento interanual. A contrapelo, en la Patagonia estuvieron los peores guarismos: en Tierra del Fuego cayó 2,3%; en Neuquén 1,8%; en Santa Cruz 1,5% y Río Negro 1,1%.

Salarios

En agosto, la remuneración media de los trabajadores en relación de dependencia del ámbito privado fue de $ 24.926, lo que significó una variación interanual del 29,1%. Anchorena remarcó que, de esta manera, hubo “5 o 6 puntos de crecimiento del salario real, que ayudó a la economía en general”. La medición de los ingresos laborales del ministerio no incluye las otras modalidades de contratación.

Proyecciones

Los funcionarios presentaron también el resultado de la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) de septiembre, que arrojó una suba interanual de 1,3% en el Índice de Empleo, que se mantuvo estable respecto del mes anterior. En tanto que las tasas de entrada y salida de trabajadores del mercado laboral fueron de 2,2% y 2%, respectivamente, por debajo del 2,5% exhibido en agosto.

Los funcionarios plantearon que “es interesante que las pequeñas empresas estén liderando el crecimiento” con un alza de 2,6%, mientras que las medianas tuvieron una caída de 0,1% y las grandes un incremento de 1,4%.

Además, según la encuesta, el 10,5% de las empresas tiene expectativas de aumentar la dotación de personal, mientras que el 2,8% proyecta disminuirla, lo que arroja unas expectativas netas de 7,7%. “Es un indicador positivo fuerte”, concluyó Anchorena.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés