El Economista - 70 años
Versión digital

mar 31 Ene

BUE 29°C
Versión digital

mar 31 Ene

BUE 29°C

El déficit creció con fuerza, pero las metas fiscales son alcanzables

Hacienda publicó el resultado fiscal del primer bimestre, que mostró un crecimiento del rojo

28-03-2017
Compartir

Si se deja a un lado la recaudación extraordinaria que la AFIP obtuvo de la mano del blanqueo durante el primer bimestre del año, se observa que el déficit fiscal primario de enero-febrero de 2017 llegó a duplicar al que se dio en el mismo período de 2016. Además, durante el primer bimestre del año el crecimiento de los gastos se aceleró nuevamente más rápido que el crecimiento de los ingresos. O en criollo: la brecha fiscal se volvió a agrandar a principios del nuevo año, aunque no tanto como se venía dando hacia fines del pasado.

Si se toma el cálculo que incluye a los ingresos por el sinceramiento fiscal, el incremento del déficit comparando los primeros bimestres de 2017 y 2016 es bastante menor pero no deja de ser importante: 45,6%.

Los ingresos extraordinarios del blanqueo llevan a los especialistas en temas fiscales a realizar el cálculo de los dos tipos de déficit por separado: el que incluye a esos ingresos, tal como lo presenta el Ministerio de Hacienda, y otro alternativo sin esos ingresos. Algo similar a lo que ocurría en los '90 con los ingresos extraordinarios de las privatizaciones, que maquillaban el desempeño estructural de lo fiscal.

Lecturas

Gabriel Caamaño, director socio de Consultora Ledesma, y lectura de referencia para el derrotero fiscal, hizo dos observaciones sobre los datos publicados ayer. Consultado por El Economista acerca de cómo tomar el desempeño de Hacienda, eligió la palabra claroscuro. Si bien destacó que sin el blanqueo el déficit se duplicó, lo que va por el camino opuesto al que sus informes propugnan con énfasis semana a semana, por otro lado destacó que las metas que se planteó el ministro, Nicolás Dujovne, quedaron a la vuelta de la esquina”.

“La meta de déficit primario fijada para el primer trimestre, de $ 58.500 M, está al alcance, ya que, por un lado, los dos primeros meses del año acumularon un rojo primario de $ 26.212 M, 45% más que durante igual período de 2016. Y, en consecuencia, dejaron margen para un déficit primario de hasta $ 35.340 M en marzo. Es decir, casi 18% superior al registrado en marzo de 2016. Por otro lado, y lo más determinante, se espera que en marzo ingrese el grueso de los recursos derivados de la tercera y última etapa del sinceramiento fiscal, algo que contribuirá a mejorar la performance de los ingresos fiscales”.

Y amplió: “En particular, si se considera la proyección oficial de ingresos por el blanqueo de $ 55.000 M para el primer trimestre de 2017, que probablemente se quede corta, habría espacio para que, todo lo demás constante, el gasto primario acelere en marzo y aun así cumplir la meta”.

Coincide LCG: “La meta de déficit primario del primer trimestre de 2017 luce cumplible, otra vez, a partir de los ingresos del blanqueo”.

Aceleraciones

En particular, incluyendo al blanqueo, febrero mostró un crecimiento (comparado con febrero de 2016) de 35,6% de los ingresos totales. Por su parte, los gastos primarios crecieron con más velocidad: 39,1% (los de capital 64% y los corrientes 36,9%). En el total del primer bimestre, los gastos de capital lo hicieron al 33,9% y los corrientes al 40,3%. La inversión real directa creció 82,4%, mostrando una importante recuperación respecto al año pasado.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés