Se lanzó en 2017

El billete de mil pesos se quedó sin abecedario y recurrió a la doble letra

No es la primera vez que eso ocurre en el país. Es el de mayor denominación y equivale a menos de U$S 5

El billete de mil pesos se quedó sin abecedario y recurrió a la doble letra
12-01-2022
Compartir

Una foto de un billete naranja, el del famoso hornero, comenzó a circular por las redes hace unos días y llamó la atención de los usuarios. En ella, se podía ver claramente el número de serie que, a diferencia de todos los de menores denominaciones, incluía dos letras: AA.

Lejos de ser una falla de impresión, esto es el indicador de que el billete de $1.000 se quedó sin letras en el abecedario y, por tanto, debe recurrir a la doble letra para no repetir las series de impresiones anteriores.

El billete de mil pesos se quedó sin abecedario y recurrió a la doble letra

Este billete fue puesto en circulación en diciembre del 2017, durante el Gobierno de Mauricio Macri. 

Pero, ¿qué significa exactamente esto?

El hecho de que se recurra a la impresión de una serie doble letra se puede dar por 3 factores: en primer lugar, por la inflación; en segundo, por la emisión monetaria y el tercero, por la ausencia de un billete de mayor denominación. En esta oportunidad, la economía argentina cumple más que satisfactoriamente con las tres variables por lo que, para los especialistas, la noticia no fue ninguna sorpresa.

Cabe resaltar que, como recuerda Maximiliano Firtman en su interesante hilo de Twitter sobre el tema, tiempo atrás, el Gobierno tuvo un intento fallido por poner en circulación un billete de $5.000 con la imagen de Ramón Carrillo. Sin embargo, las denuncias en su contra frustraron el plan y el de $1.000 permaneció como el mayor en la economía.

prototipo de billete $5.000

¿Ya había ocurrido en el pasado?

Sí, hubo solo un billete en la historia económica argentina que se quedó sin letras. Se trata del de $100, primero en su formato con Juli Argentino Roca y, posteriormente, en su serie con Evita. Ambos eran, en su momento, las máximas denominaciones en circulación.

Originalmente, el billete de Evita se lanzó en 2012 para tratar de evitar el agotamiento de las letras del diseño de Roca, que ya se veía en el horizonte. Sin embargo, no fue suficiente.

Billete de $100 con doble letra

Devaluaciones comparadas

Para establecer eso, es necesario comparar algunas variables en cada caso.

Para el de $100 de Roca, en 1999 equivalía a US$ 100. Sin embargo, en 2013, cuando alcanzó la AA solo valía US$ 10. Es decir, agotó las letras en 14 años, con una devaluación del 90%.

En cuanto al de $100 de Evita, en 2012 permitía hacerse de US$22 pero, rápidamente para 2016 ya había acabado sus letras y sólo valía US$ 7. En otras palabras, ahora en un lapso de 4 años logró una devaluación del 59%.

Por eso, si se mira el caso más reciente, del de $1.000, se observa que, en sus inicios en 2017 equivalía a US$ 52 y, al día de hoy con su doble denominación, solo equivale a US$ 5. Rompió todos los récords, consiguiendo perder el 90% de su valor en tan poco como 4 años. 

Entonces, con estos números, resulta fácil concluir en que, fuera de ser un dato de color alentador, es una señal de que la economía argentina está en rojo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés