El BCRA dejó quieta la Lebac en 26,50% y expandió

Emitió $ 101.100 millones

16-08-2017
Compartir

El BCRA realizó ayer la licitación de Lebac de agosto y decidió dejar quieta en 26,50% la tasa de las más cortas, a 35 días, hoy una de las principales tasas de referencia, junto con la del mercado secundario, tras el desarme de los pases a 7 días (la de referencia formal). El dato: logró renovar sólo el 84,75% del vencimiento, expandió por más de $ 100.000 M y hoy el partido se jugará en el mercado secundario, entre la Lebac y el dólar. Se esperaba que la tasa quedara quieta (la volatilidad de la desinflación no da tregua). Pero no que la licitación fuera así de expansiva. Al ser competencia con el dólar, cuya depreciación esperada cayó fuerte tras el resultado de las PASO, la expectativa en el mercado era que el BCRA lograría renovar mucho más cerca de la totalidad del vencimiento.

Expansiva

Así fue que el trader Cristian Buteler expresó sorpresa. Efectivamente, tras las PASO y la baja del precio del dólar, muchos esperaban una renovación incluso total del vencimiento de ayer. “Me sorprende la cantidad de renovación, pensé que iba a ser un porcentaje superior. Solo se logró renovar el 84,75%”, dijo Buteler. Por tercer mes consecutivo, el BCRA fue muy expansivo en las licitaciones. Para el economista Mariano Kestelboim, el BCRA salió airoso pero mañana la historia sigue. Twitteó: “Quedaron sin renovar $ 80.600 M (equivalen aproximadamente a US$ 4.710 M). Esa plata mañana se acreditará en las cuentas de los acreedores y es muy posible que una buena parte de esa millonada busque diversificar riesgos y se dolarice. Ergo, el dólar encontró su piso en $17,30”. Y explicó: “No se va a producir una corrida cambiaria como antes de las PASO, pero nuevamente vamos a observar una tendencia a la suba del dólar”.  En esa misma línea, Buteler consideró que “seguramente el BCRA trabajará en el mercado secundario para recuperar la mayor cantidad de pesos posibles. No creo que en el mes recupere todo por ahí, pero una parte seguro que sí”.

Presiones contradictorias

Distintas presiones contradictorias se vislumbraban en la previa: por un lado el dólar salió de las PASO con mayor calma y dejó de molestar. A la corrida que generó una depreciación acelerada del tipo de cambio y obligó al BCRA a meter tasa en el secundario e intervención directa para ponerle un techo en $ 18, le siguió una baja del precio del dólar, que ayer cerró a $ 17,35. Ese dato era una señal de margen para la baja de la tasa. Pero en la otra vereda está la nunca del todo terminada cuestión de la inflación, tal como destacó el economista asociado de Estudio Bein/Eco Go y profesor de la Maestría en Finanzas de la UTDT, Federico Furiase. “La baja en el tipo de cambio le da para bajar tasa corta, pero por el lado de la inflación no hay margen”, dijo. No sólo la inflación de julio mostró aceleración (1,7% la general y 1,8% la núcleo), sino que para la de agosto también se esperan números altos, de la mano del incremento en las prepagas y de la depreciación del tipo de cambio previa a las PASO, que podría haber afectado. Ayer vencían Lebac por $ 534.983 M. La decisión de tasa que tomó el BCRA le permitió apenas una renovación parcial y por ende una baja en el stock de Letras en circulación por $ 81.567 M. Eso implicó, según los datos de Consultora Ledesma, una emisión monetaria de $ 101.100 M.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés