El Economista - 70 años
Versión digital

lun 06 Feb

BUE 31°C
Versión digital

lun 06 Feb

BUE 31°C

Decisiones

En el nombre de las cajas.

23-03-2012
Compartir

El Gobierno se mostró activo en materia económica en los últimos meses. Como en oportunidades anteriores ?y que tal vez coinciden con una caída en la imagen presidencial-, se han dado a conocer medidas que tienen un único objetivo: fortalecer las cuentas fiscales y externas. El kirchnerismo construyó su historia en base a los superávits gemelos y ahora que estos se deterioran trabaja para revertir la tendencia. El anuncio de la quita de los subsidios (todo indica que quedará a mitad de camino), el control a las importaciones, la prohibición de girar remesas, la mayor regulación sobre el mercado de cambios y la reforma de la Carta Orgánica son iniciativas que tienen un elemento en común: buscan recomponer las cuentas del Tesoro y del Banco Central.

La energía

Un cálculo del Estudio Bein señala que el Gobierno tomó medidas que le permitirán recuperar $65.260 millones y ahorrar dólares por U$S 39.995. La extensión de los límites de adelantos transitorios aportaría $53.000 millones y entre las medidas de quitas de subsidios y la eliminación de planes como Petróleo Plus, entre otros, la Tesorería obtendría otros $12.600 millones. Por el otro lado, la modificación a la ley de convertibilidad aportaría U$S 5.700 millones, las restricciones a las importaciones dejarían U$S 6.000 millones y la prohibición de girar utilidades U$S 4.600 millones.

En cuanto al rubro energético, la Argentina cuenta con una ventaja y es que el gas se convirtió en un transable, por lo que mientras haya dólares se aleja el escenario de cuello de botella energético. La desventaja es que los precios del gas importado por barco son al menos siete veces más caros que los precios que paga la industria hoy, dados los costos de la logística. En 2011 se importaron 50 barcos a un costo promedio de U$S 40 millones por barco, en 2010 esta importación había alcanzado a 20 barcos y para 2012 se proyecta que van a necesitarse cerca de 80 barcos, de los cuales sólo se han contratado 60. Es que a diferencia del gas oil importado de Venezuela, los costos del barco deben ser erogados al contado y por anticipado, situación que explica la demora en la compra. De hecho el GNL explicó en 2011 más de U$S 2.000 millones de los casi U$S 9.400 millones de importaciones de combustibles.

BCRA

Según Econométrica “las modificaciones a la Carta Orgánica del BCRA responden a la necesidad de encontrar financiamiento a un Estado que ya no dispone de superávit fiscal ni acceso a los mercados financieros, y que ya agotó el margen legal disponible que existía para continuar financiándose mediante el BCRA”. Un cálculo de Ramiro Castiñeira señala que la reforma de la Carta Orgánica supone un ahorro de U$S 2.400 millones anuales para el Estado en concepto de intereses de la deuda pública. “Tomando como referencia la tasa de interés de 8,75% anual que paga el Global 2017 emitido en el último canje de deuda, y recordando que las reservas internacionales rinden cerca del 3,5% anual, el Estado ahorra5,25% en tasa de interés, magnitudque equivale a U$S2.400 millonesanuales de ahorro en concepto deintereses de la deuda pública”.

La reforma de la Carta Orgánicapermite al Gobierno continuarcon el pago de la deuda públicacon reservas, no sólo en 2012, sinoen todo el nuevo mandato. Ello nopone en riesgo el valor de la moneda,dice un informe de Econométrica(consultora donde trabajaCastiñeira) como sí lo hace lavuelta del déficit fiscal y la desaparicióndel superávit externo. Ladeuda pública en dólares en manosprivadas representa 8% delPIB y se dispone de reservas por10% del PIB. “Esta comparacióndice mucho más que la simplecomparación de base monetariasobre reservas, que la nueva CartaOrgánica deja en desuso, comoya lo hizo hace tiempo el resto delmundo”, opina Castiñeira.

“Entre títulos públicos y adelantostransitorios, el BCRA financió alGobierno por U$S 46.000 millonesdesde la salida de la convertibilidada la actualidad. Se destaca elpago con reservas al FMI (2006) ylos pagos de deuda entre 2009 y2011. Pese al importante financiamientootorgado, ello no deterioróel balance del BCRA que disponede otros U$S 46.000 millones de activosexternos, equivalente a 10,4%del PIB, detrás de Brasil con 14,3%y México con 12,6%”, agrega.Todo indica que la suerte de la políticamonetaria, la política energéticay la política de subsidios quedarásujeta a las demandas de cajade corto plazo que enfrente elGobierno y no a ideas que surjande alguna acción planificada.

(De la edición impresa)

(De la edición impresa)

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés