El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

Crece la producción industrial, pero falta más empleo e inversión

Ayer se celebró el Día de la Industria, con optimismo por la reactivación de la producción manufacturera y una agenda aun desafiante por delante

01-09-2017
Compartir

Por Carlos Boyadjian

Después de muchos años de remar en un mar de adversidades, con dificultades para producir, para acceder a dólares, para importar bienes e insumos y con los efectos indeseados del atraso cambiario, los industriales argentinos muestran hoy una cara casi desconocida en el sector. Se entusiasman con las medidas adoptadas por el Gobierno Nacional, las diversas actividades industriales empiezan a exhibir números positivos (comparados contra un 2016 de baja producción), las inversiones empiezan a fluir y el escenario futuro parece mejor que el pasado.

Este fue, en parte, el clima que se vivió ayer en el Parque Industrial Pilar, en el que centenares de empresarios fabriles se dieron cita para celebrar el Día de la Industria, y escuchar las palabras del presidente Mauricio Macri, de la gobernadora María Eugenia Vidal, y del ministro de Producción, Francisco Cabrera.

“No vengo a decirles que inviertan para hacerme un favor a mí o a este Gobierno, quiero que inviertan porque confían, porque creen en los argentinos”, señaló el Presidente en el acto organizado en conjunto por la Unión Industrial Argentina (UIA) y la Unión Industrial de la provincia de Buenos Aires. El Mandatario afirmó que “los resultados ya se empiezan a sentir” y graficó el momento actual recordando: “Les sacamos la pata de encima para que puedan crecer”.

Después de muchos años de remar en un mar de adversidades, con dificultades para producir, para acceder a dólares, para importar bienes e insumos y con los efectos indeseados del atraso cambiario, los industriales argentinos muestran hoy una cara casi desconocida en el sector

Por su parte, el ministro Cabrera consideró que “éste es un año claramente de crecimiento, lo vemos secuencialmente en la obra pública, en las exportaciones industriales, en la construcción, en la venta de vehículos, motos y propiedades”. En este sentido, el titular de la cartera productiva destacó que “para avanzar en el camino del desarrollo, es preciso contar con una industria fuerte y diversificada, que es lo que permite reducir la pobreza”.

A su turno, el titular de la UIA, Miguel Acevedo, consideró que “el país necesita de todos sus sectores para desarrollarse”, y en este sentido sostuvo que “mirar hacia el futuro requiere de consensos entre empresarios, trabajadores y Estado”.

El debe y el haber

Por tercer mes consecutivo, la producción industrial creció en julio respecto del mismo mes del año anterior, y consolida así un cambio de tendencia que rompe con quince meses de caída desde febrero de 2016. Según el Estimador Mensual Industrial (EMI) que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el mes pasado se registró un aumento del 5,9% interanual, y en el acumulado de los primeros siete meses del año se observó una mejora del 0,8% interanual. En cuanto a la encuesta cualitativa industrial, el 38,7% de los consultados prevé un incremento de la demanda interna en el período agosto-octubre, mientras que 49,5% no espera cambios. Pero en este escenario, el 67% no prevé cambios en la utilización de la capacidad instalada, mientras que 75,8% no contratará más personal y sólo el 18,8% proyecta aumentar las horas trabajadas.

Jorge Göttert, presidente de la Cámara Argentina de la Máquina Herramienta y Tecnologías para la Producción (Carmahe), asegura que ya el último trimestre del año pasado la actividad en el sector de bienes de capital se venía incrementando, aunque muy concentrado en algunas industrias. “En el segundo trimestre de 2017 se manifiesta muy fuertemente que los sectores que venían bien se consolidaron y ahora están apareciendo otros sectores con un incremento importante en la actividad”, destaca Göttert.

El empresario pronosticó que este año “vamos a terminar con un incremento cercano al 20%, el año pasado fue con caída, pero estamos convencidos de que este año se recupera toda la caída de 2016 y habrá un crecimiento real cercano al 10%”, lo que fundamentalmente marca un piso muy bueno para la actividad del año que viene”.

El ministro Cabrera consideró que “éste es un año claramente de crecimiento, lo vemos secuencialmente en la obra pública, en las exportaciones industriales, en la construcción, en la venta de vehículos, motos y propiedades”

Por su parte, Marcos Cohen Arazi, economista de IeralPyme, considera que el nivel de actividad en las pymes muestra signos de mejora “aunque con menos fuerza que muchos indicadores macroeconómicos que se difunden por estos días” y aclara que “no se da en todos los sectores sino con excepciones, y los niveles de actividad, aún con esas mejoras, se encuentran a una gran distancia” respecto de sus niveles históricos.

Por su parte, Marcos Cohen Arazi, economista de IeralPyme, considera que el nivel de actividad en las pymes muestra signos de mejora “aunque con menos fuerza que muchos indicadores macroeconómicos que se difunden por estos días”

Para los próximos meses, el analista prevé una reducción de la presión tributaria pero “también es probable que exista mayor nivel de apertura comercial, problemas de competitividad  y con seguridad una economía con un nivel de crecimiento muy moderado en el año próximo”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés