El Economista - 70 años
Versión digital

lun 18 Oct

BUE 17°C

Versión digital

lun 18 Oct

BUE 17°C

¿Cómo pueden volver los capitales?

Hay que “revertir la condición que lo ahuyentó, que es la voracidad fiscal de un Estado estructuralmente grande y deficitario", dice informe

26-04-2017
Compartir

Para que vuelva el ahorro que los argentinos tienen en el exterior hay que “revertir la condición que lo ahuyentó, que es la voracidad fiscal de un Estado estructuralmente grande y deficitario”, aseguró un informe de Ramiro Castiñeira.

“El estructural déficit fiscal terminó en eventos en los que el ahorrista perdió al menos parte de su capital, para financiar compulsivamente a un Estado quebrado. Todas estas crisis que afectaron al ahorrista llevaron a que los argentinos ahorren en el exterior, generando un sistema financiero local casi reducido a lo transaccional ante el bajo nivel de depósitos que maneja”, sostuvo.

Según el informe, el reciente blanqueo de capitales alcanzó un récord de US$ 116.800 millones, equivalente al 21% del PIB. El 80% de los activos que ingresaron al sinceramiento fiscal están en el exterior y sumaron US$ 93.300 millones, repartidos entre cuentas bancarias, inmuebles y otras inversiones. El 20% restante están fronteras adentro por un total de US$ 23.500 millones, de los cuales US$ 10.500 millones fueron propiedades y US$ 7.600 millones efectivo.

Econométrica señaló que dos factores permitieron que el blanque fuera “un éxito local e incluso internacional”:

El contexto internacional, en el que las principales plazas financieras cada vez exigen mayor información del origen de los fondos a no residentes.

El escenarario local, ya que el sinceramiento fiscal no exigía traer el dinero blanqueado al país. De hecho, en abrumadora mayoría quienes blanquearon optaron por pagar la penalidad del 10% en efectivo y dejar sus activos en el exterior. Como casi todos eligieron pagar la penalidad, el Fisco recaudó ingresos por 1,7% del PIB en efectivo, magnitud récord de cualquier blanqueo hecho en el mundo.

"Los déficits fiscales cercanos a 3% del PIB en economías desarrolladas, no es casualidad. Sólo un déficit fiscal similar a la tasa de crecimiento potencial de la economía, asegura estabilidad del ratio deuda pública/PIB. Argentina con tasas de inversión tan bajas los últimos años (15% del PIB), afectó significativamente su tasa de crecimiento potencial de la economía, reduciendo el déficit fiscal dinámicamente sostenible. En definitiva, desde el Rodrigazo a la hiper, o desde el default al cepo, el trasfondo es siempre el mismo: crisis de financiamiento del Estado. Sobra evidencia que las cuentas públicas sanas reducen la posibilidad de nuevas crisis económicas. Será ahí cuando el sector privado en vez de preocuparse por donde esconder sus ahorros, se preocupe por dónde invertirlos", sentenció Castiñeira.

El desafío es grande: el actual Gobierno heredó la mayor sobredimensión del Estado en la historia argentina, alcanzando los 47% del PIB (estimación oficial realizada en 2016) y  uno de los mayores déficits fiscales que dejó un Gobierno: 8% del PIB (6% Nación + 2% provincias).

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés