El Economista - 70 años
Versión digital

vie 15 Oct

BUE 16°C

Versión digital

vie 15 Oct

BUE 16°C

Citibank pronostica más inflación para 2018: la ve en 18,5%

Además, la entidad dice que los cambios muestran que el Gobierno no está dispuesto a seguir una estricta política monetaria que podría dañar el crecimiento

03-01-2018
Compartir

"Creemos que el anuncio es malo para la credibilidad del régimen como un todo. El hecho de que los cambios se produjeran después de que los medios informaran que el Gobierno quería una política monetaria más flexible para asegurar el crecimiento, naturalmente crea dudas con respecto al compromiso de las autoridades con el régimen de metas de inflación. Por lo tanto, las expectativas de coordinación necesarias para que la desinflación continúe pueden verse afectadas”, señaló tajante un informe del Citibank desde Nueva York, firmado por Fernando Jorge Díaz y Andrea Kiguel.

La entidad dice que los cambios muestran que el Gobierno no está dispuesto a seguir una estricta política monetaria que podría dañar el crecimiento, incluso si es necesario cumplir con un objetivo en un contexto de un déficit fiscal aún muy amplio. “Las autoridades no eligieron el mejor momento para cambiar los objetivos. Como se señala por el BCRA en sus últimas declaraciones, se realizarán ajustes en los precios regulados en los próximos meses (comenzando con aumentos en las tarifas de energía en diciembre pasado). El mayor relajamiento de la política monetaria y los efectos que los cambios en los objetivos podrían tener en las expectativas de inflación, podrían aumentar los efectos de segunda ronda asociados con estos ajustes en precios regulados”, considera el Citi.

Además, agrega que las negociaciones salariales están por comenzar y que si bien los objetivos anteriores ya se percibían como “poco realistas”, “creemos que estaban teniendo algún efecto sobre las expectativas de inflación a mediano plazo”. Hasta ahora las expectativas de inflación a corto plazo se habían ajustado más que las proyecciones a mediano plazo, lo que sugiere que los antiguos objetivos estaban funcionando, al menos parcialmente, para anclar las expectativas a mediano plazo.

Para el Citi, los nuevos objetivos de inflación (ahora en 15% para 2018) aún requieren un poco de esfuerzo. Y dice que el próximo alivio monetario sugerido por Federico Sturzenegger puede no ser completamente consistente con los nuevos objetivos. “Además, como los ajustes en curso en los precios regulados podrían tener algún impacto en inflación subyacente, aumentando el punto de partida y, por lo tanto, cumpliendo el objetivo aún más desafiante”, aclara.

E insiste en que en cierto sentido, “nuestra impresión es que el cambio en las metas no se hizo para hacer que la postura actual de la política monetaria sea coherente con los nuevos objetivos, pero las autoridades los usarán como una excusa para implementar una política monetaria más flexible que probablemente también sea inconsistente con los nuevos objetivos”.

“En resumen, creemos que el cambio en los objetivos tendrá implicancias negativas. Una política monetaria más flexible, junto con un probable aumento en los expectativas de inflación, debería conducir a una mayor inflación”, dispara el Citi. Ahora ven que la inflación terminará en 2018 en 18,5%. Y también incrementaron la previsión de inflación para 2019 a 13%. Con respecto a la política monetaria, creen que BCRA recortará más temprano las tasas, pero luego irán a ritmo más moderado. Sin embargo, la tasa real sería más baja, ya que la economía estaría en una ruta “nominal” más alta. Ahora calculan la tasa de política monetaria en 26% para el final del primer trimestre del 2018, y al 21% a fines de 2018.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés