El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 12°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 12°C

Brasil aún sigue sin dar buenas noticias

02-11-2016
Compartir

Dos datos estadísticos conocidos en las últimas horas denotan un panorama por demás complejo en la relación comercial y a nivel de demanda industrial entre Argentina y Brasil y revelan una coyuntura económica que aún está lejos de encaminarse. De este modo, las esperanzas de una recuperación de la economía brasileña en la última parte del año, que traccione la demanda y, en consecuencia, impulse las exportaciones argentinas a ese destino, todavía deberán aguardar mejores noticias del otro lado de la frontera.

Según anunció el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) la producción industrial en Brasil registró en septiembre una mejora marginal del 0,5% con respecto a agosto. Para el organismo oficial de estadística de Brasil la recuperación se debe esencialmente a una mejora del 6,4% en la producción de alimentos procesados, así como un incremento del 4,8% en la industria automotriz y el 2,6% en las industrias extractivas mineral y agropecuaria. Sin embargo, de los 24 sectores analizados, apenas nueve tuvieron números positivos en septiembre.

Pese a ello, en la comparación con igual mes de 2015, se registró una caída del 4,8%, describiendo de este modo la 31ra caída consecutiva de la producción industrial en la comparación interanual. De acuerdo al IBGE el acumulado de los primeros nueve meses del año tuvo un retroceso del 7,8% frente al mismo período del año anterior.

Comercio en baja

En la misma línea, el intercambio bilateral (importaciones más exportaciones) volvió a mostrar números negativos en octubre. Un informe de Abeceb señala que “tras dos meses consecutivos de repunte, el comercio bilateral cayó 7,5% en octubre, con una fuerte retracción en las exportaciones a Brasil”. En valores absolutos, el intercambio entre los dos países culminó el mes con US$ 1.778 millones, exhibiendo un retroceso del 7,5% interanual en el octavo mes del año y acumulando una caída del 7,2% en lo que va de 2016.

Este resulta responde especialmente al desplome del 15% en las exportaciones argentinas a ese destino, comparando con el mes de octubre de 2015, “la mayor caída desde julio de este año”, destaca Abeceb. Este último dato terminó por ocasionar un fuerte retroceso de las exportaciones del orden del 17,5% entre enero y octubre. Las menores exportaciones se explican por la contracción de ventas externas de vehículos, aluminio, trigo en grano y productos químicos, entre otros.

En cuanto a las importaciones desde Brasil, en octubre alcanzaron un total de 1.059 millones, 1,4% menos que en igual mes de 2015, pero recuperando 1,1% en los meses que van de este año. El desempeño de las importaciones reflejan las menores compras de vehículos de carga, maquinaria agropecuaria y calzado.

Perspectivas con reservas

“La retracción del comercio bilateral en octubre genera dudas respecto a la posibilidad de una reversión de la tendencia negativa reflejada en el comercio bilateral en los últimos dos años. En particular, la débil performance de las exportaciones a Brasil plantea interrogantes respecto a la recuperación esperada en la economía vecina, en particular en torno a la producción industrial”, destaca el informe de Abeceb.

Sin embargo, aún a pesar de resultado negativo de octubre “la moderación en la caída de las exportaciones a Brasil, de 23% en promedio entre enero y julio, a tan sólo 3% en los últimos tres meses, sigue planteando una perspectiva positiva para los próximos meses”, apunta la consultora.

Para Abeceb, la mejora en los índices de confianza empresarial en ese país y el el crecimiento del índice de producción industrial en septiembre “generan expectativas positivas para el comercio bilateral en el corto plazo”. Para 2017 el consenso del mercado estima un crecimiento del PIB entre 3,5% y 5%, en tanto que en Brasil las proyecciones del Banco Central pronostican algo más del 1% de crecimiento del PIB y del 1,2% en la industria. Más allá de la cotización de las respectivas monedas, la clave de la recuperación para por la demanda interna.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés