El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 13°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 13°C

BCRA, dispuesto a seguir interviniendo para planchar el dólar

“No queremos que el dólar vaya para un mismo lado tan rápido”, explicaron en la entidad ante El Economista

31-07-2017
Compartir

Esta semana el dólar volverá a estar en el centro de la escena. Después de que el BCRA interviniera en la plaza por primera vez en más de un año y medio, el alza del billete podría haber llegado a su fin. En la entidad comandada por Federico Sturzenegger venían detectando ciertas anomalías en el mercado del dólar: poca liquidez y escasa oferta. Por eso decidieron el viernes pasado salir a vender dólares (unos US$ 305 millones) vía el Banco Nación y el Provincia. Si bien fue una señal que no detuvo la suba del billete, se espera en el mercado que de seguir con una tendencia alcista, el BCRA salga a intervenir otra vez. De hecho, en Reconquista 266 se limitaron a decir que podrían volver a actuar si el mercado no corrige su desequilibrio. “No queremos que el dólar vaya para un mismo lado tan rápido”, explicaron en la entidad. Pero, como siempre, se corren del discurso intervencionista y solo hablan de corregir exceso de la plaza cambiaria.

El ministro de Producción,  Francisco Cabrera, también se refirió al dólar. Aseguró que “es poco probable” que el valor del dólar “pueda dispararse y subir mucho más” de los 18 pesos que alcanzó el viernes pasado. “El dólar en la Argentina es libre. No querría decir cuál es el techo porque justamente eso tiene que ver con un mercado de compra y de venta. Lo que sí puedo decir es que yo no tengo dudas de que lo que sobra en Argentina son dólares, así que es poco probable que el dólar pueda dispararse y subir mucho más que esto”, planteó en una entrevista con el diario El Tribuno de Salta.

Por lo pronto, para los operadores del mercado, la suba del dólar llegó a su fin. Por lo menos, a la velocidad a la que se había visto. No descartan que el billete vuelva a subir pero no al mismo ritmo. “Creo que, incluso, podría ser un buen momento para volver a hacer carry. Con las tasas altas y la suposición de que el dólar ya no se va a mover tanto, podríamos estar cerca de un buen punto de entrada”, explicaban desde una mesa de dinero bancaria.

“Hay que ver cómo arranca el billete. Uno creería que no tiene mucho más recorrido. Pero eso pensábamos cuando pasó los $ 17. La única novedad es que ahora el Central ya mostró sus dientes. Y una cosa es operar contra la nada y otra es cuando tenés en frente al BCRA que tiene un arsenal de US$ 47.000 millones de reservas”, resumían desde otro banco.

Según cálculos del economista Federico Muñoz, tras la fuerte escalada del dólar, el tipo de cambio real multilateral (TCRM) trepó 15% desde su mínimo de mayo y alcanzó su mayor nivel desde junio del año pasado. “A estos niveles del TCRM quizás no se pueda decir que hemos superado el retraso cambiario, pero ciertamente ha dejado de ser un problema agobiante”, indica.

“De todos modos, ahora habrá que aguardar por las repercusiones de este movimiento tan abrupto del dólar. En primer lugar, veremos cuál es el pass-through a precios de semejante depreciación del Peso. Y en segunda instancia, hay que monitorear el impacto electoral de estas turbulencias financieras, muy poco oportunas desde la perspectiva política”, explica Muñoz. Para el especialista, si Cambiemos gana las elecciones de Buenos Aires y la inflación termina el 2017 debajo de 23%, el BCRA podrá sacar pecho tras haber dado una “muestra cabal de pericia e independencia en el manejo monetario”.

“Pero si, en cambio, la tensión financiera en plena campaña se convierte en un elemento perturbador y Cristina emerge victoriosa en Buenos Aires, más de un dedo acusador terminará apuntando a Sturzenegger”, apuntó.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés