El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 12°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 12°C

Bancos, los que más ganaron

Los balances que cerraron el 30 de junio.

28-09-2012
Compartir

Un contexto de alta inflación, en el que se pagan tasas de interés negativas y se cobran intereses positivos que castigan a los que toman préstamos convirtió, otra vez, a los bancos en el sector de la economía que se queda con el grueso de las ganancias cada vez más exiguas que consiguen las empresas argentinas. Y, por si eso fuera poco, el escenario generado por el cepo cambiario y los bloqueos al comercio exterior afectó de manera considerable a los balances de las compañías que operan en el país. Luego de un primer trimestre en el que se habían visto números positivos, las utilidades de las firmas que cotizan en la Bolsa de Comercio se plancharon de nuevo.

GANANCIA POR TRIMESTRE

Utilidad promedio obtenida por cada empresa cotizante en millones de pesos

1ºT10 66,5

2ºT10 74,2

3ºT10 88,2

4ºT10 83,0

1°T11 92,6

2°T11 74,6

3°T11 78,2

4°T11 81,4

1°T12 104,9

2°T12 85,6

Con una inflación que, según muestras privadas, se ubica por arriba del 20% anual, el resultado obtenido por cada firma se estancó en una rentabilidad promedio del orden de los 85 millones de pesos por trimestre. Es el mismo número que se repite desde el tercer trimestre de 2010, lo cual indica que la ganancia de las compañías privadas se está erosionando en términos reales de manera permanente.

Si se tiene en cuenta, por ejemplo, que el valor del dólar se modificó sustancialmente en los últimos tres años, se puede confirmar -sin necesidad de revisar los particulares números del INDEC- que las utilidades apuntan decididamente para abajo. En el tercer trimestre de 2010 el dólar cotizaba a 3,96 pesos en el oficial y 4 pesos en el paralelo, mientras que en el segundo trimestre de este año el billete verde cotizó a 4,47 pesos en el oficial y a 5,60 en el paralelo. Utilizando esas cifras se desprende que hace ocho trimestres, en julio-setiembre de 2010, cada empresa ganó en promedio unos 21 millones de dólares trimestrales, mientras que en abril-junio de este año (último dato que emerge de la Bolsa de Comercio) la utilidad promedio fue de 19 millones de dólares considerando el dólar oficial y de apenas 15 millones tomando como referencia el dólar paralelo.

Esta realidad se está dando porque el país sufre un esquema económico claramente agotado, que achica utilidades, frena inversiones y, de manera estructural, empieza a dejar de crear empleos nuevos, haciendo que los malos ratos de los empresarios empiecen a herir el corazón del objetivo kirchnerista: el sostenimiento de las fuentes de trabajo. Y lo particular del caso es que, contrariamente a lo que se pregona de manera reiterada, con el kirchnerismo los sectores que más dinero ganan no son ni la industria, ni la alimentación, ni la siderurgia. El área de negocios que encabeza la mayor rentabilidad pertenece a los bancos, que se alzaron en el primer semestre de este año con una impresionante utilidad de 4.443 millones de pesos. Detrás de los bancos estuvieron la industria, petróleo y gas y telecomunicaciones.

RENTABILIDAD POR SECTOR

Primer semestre de 2012 en millones de pesos

Bancos 4443,9

Industria 4134,1

Petróleo y Gas 4075,2

Telecomunicaciones 2774,0

Alimentos 781,0

Siderurgia y Aluminio 550,1

Multimedios 242,2

Comercio 190,3

Inmobiliaria 171,1

Servicios 165,6

Agropecuarias 62,8

Indumentaria 37,1

Transporte 35,2

Petroquímica 29,6

Automotor 26,3

Papeleras 7,3

Motores 0,2

Plásticos 0,1

Comunicaciones -19,3

Gas -135,8

Electricidad -1130,6

Todos estos datos surgen porque las 80 empresas que cotizan en la Bolsa de Buenos Aires ya entregaron sus balances trimestrales con cierre al 30 de junio último y, según los estados contables presentados, puede decirse que se aplacó el atisbo de recuperación mostrado a comienzos de este año y que las utilidades de las compañías argentinas apuntan otra vez hacia abajo.

Según empieza a verse, tras el bache de la crisis de 2008 y la firme recuperación conseguida a lo largo de 2009 y la primera parte de 2010, las ganancias de las empresas domésticas se estancaron en términos nominales a partir del tercer trimestre de 2010 y desde allí, números más, números menos, las rentabilidades se quedaron congeladas en pesos, podándose mes a mes por el impuesto inflacionario, sin que el Gobierno o el INDEC lo reconocieran nunca, pero con los resultados medidos en dólares recortados de manera evidente.

Tomando en cuenta números promedio, cada compañía venía ganando unos 65 millones de pesos por trimestre durante los años 2006 y 2007. Esa cantidad creció hasta un pico de 115 millones en el segundo trimestre de 2008 (gracias a la burbuja de las materias primas de ese momento, con el petróleo por las nubes y la soja ya ubicada en precios altos). Luego vino la debacle de octubre de 2008, tanto que en el cierre de esa temporada las ganancias promedio se achicaron hasta un mínimo de 23 millones trimestrales por compañía.

A partir de ahí se dio una recuperación hasta llegar a 85 millones en el tercer trimestre de 2010, cifra que se viene repitiendo a lo largo de los últimos trimestres, con un pico de 105 millones en el primer trimestre de este año, un valle de 75 millones en el segundo trimestre del año pasado y otra vez el repetido 85 millones en abril-junio último. En números totales, las 80 empresas cotizantes ganaron 7.202 millones de pesos en el trimestre abril-junio último, 18,1% menos que los 8.796 millones obtenidos en eneromarzo de este año, aunque 13% más que los 6.372 millones de abril-junio del año pasado, muy por debajo de la evolución inflacionaria.

Debido a que los ingresos del primer trimestre de este año fueron buenos, los números del semestre no dan tan mal. En los primeros seis meses de 2012 las 80 empresas en cuestión ganaron 15.998 millones de pesos, 13,5% más que los 14.089 millones logrados en enerojunio de 2011, en este caso algo por encima de la inflación reconocida por el INDEC, pero siempre por debajo de las estimaciones de los privados. Pero debe advertirse que todos esos números son cifras en pesos. Si se toman valores en dólares se desprende que en el tercer trimestre de 2010 la ganancia promedio de cada cotizante se ubicó en los 21 millones de dólares, mientras que en el trimestre cerrado en junio último la rentabilidad se achicó a 19 millones de dólares considerando el dólar oficial y hasta apenas 15 millones de dólares tomando como referencia el precio del dólar paralelo.

Por supuesto, todas estas cifras son números promedio, que surgen de empresas gigantes como Tenaris e YPF, que ganan unos 2.000 millones de pesos por trimestre y de compañías más chicas cuyas utilidades son inferiores a los 2 millones cada tres meses. Por los números del segundo trimestre de este año, sobre 80 balances presentados, 52 compañías ganaron plata, 27 perdieron dinero y una empresa salió hecha. Estas cifras son peores que las del segundo trimestre de 2011, cuando sobre 80 estados contables, 60 llegaron con ganancias y 20 habían registrado pérdidas. Considerando los valores del primer semestre de este año, sobre 80 compañías, 55 ganaron dinero y 25 perdieron plata. Mientras que en enero-junio de 2011, 61 empresas habían obtenido ganancias y sólo 19 habían anotado números en rojo.

Lo preocupante de estos números decididamente declinantes es que se dan en momentos en los que las utilidades de las compañías argentinas debieron haberse defendido por dos motivos fundamentales: uno es el precio de la soja, que genera muchos dólares para el país, aportándole un ingreso fiscal muy importante al Gobierno, y el otro es la consecuente revaluación que tuvieron los bonos argentinos (muchos de los bancos que cotizan en la Bolsa mostraron utilidades mejoradas por la suba de los bonos y no por cuestiones estrictamente operativas). Pero además, a pesar de los supuestos esfuerzos del Gobierno por orientar la economía a una mejor distribución del ingreso, una de las peores novedades aportadas por los balances tiene que ver, otra vez, con la mayor concentración de los negocios.

LAS 10 EMPRESAS QUE MAS DINERO GANARON

Primer semestre de 2012 en millones de pesos

Tenaris 4.037,00

YPF 3.799,00

Telecom Argentina 1.275,00

Telecom Personal 1.059,00

Banco Santander Río 863,7

Sancor 756,3

Banco Macro 655,9

Grupo Financiero Galicia 620,8

Banco Galicia 599,2

BBVA Banco Francés 571,3

En el primer semestre de este año las 10 empresas que ganaron más dinero (Tenaris, YPF, Telecom Argentina, Telecom Personal, Banco Santander Río, Sancor, Banco Macro, Grupo Financiero Galicia, Banco Galicia y BBVA Banco Francés) se quedaron con el 89% de las ganancias totales: obtuvieron 14.237 millones sobre los 15.998 millones ganados por las 80 compañías registradas. En los primeros seis meses de 2011 las 10 compañías más grandes se habían quedado con el 80% de las utilidades.

A la hora de decidir dónde invertir, surgen algunas perlitas, como por ejemplo las 10 empresas que más aumentaron su ganancia, comparando enero-junio de este año con enero-junio de 2011: estas firmas elegidas son Sancor, Grupo Concesionario del Oeste, Alpargatas, Rombo Compañía Financiera, Consultatio, Mirgor, Garovaglio y Zorraquín, Rigolleau, Banco HSBC y Tenaris. Sin embargo, como una señal de advertencia, en lo peor del espinel, se destacan las diez empresas que más dinero perdieron en el primer semestre, y casi todas tienen que ver con el sector eléctrico: Edenor, Edesur, Endesa Costanera, Pampa Energía, Transportadora Gas Norte, Solvay Indupa, Edelap, Quickfood, Sociedad Comercial del Plata y Metrogas. Y directamente para deshacer posiciones, en lo peor de todo el espectro figuran las firmas que más aumentaron sus pérdidas: Transportadora Gas Norte, Quickfood, Edenor, Metrogás, Editorial Perfil, Edesur, Camuzzi Gas Pampeano, Edelap, Cerámica San Lorenzo y Pampa Energía.

En cambio, para empezar a pensar, como si se hiciera una inversión en bonos basura, se destacaron tres compañías que siguen perdiendo dinero pero que pudieron achicar sus rojos: Petrolera del Conosur, Sociedad Comercial del Plata y Compañía de Inversiones en Energía. Y directamente entre las que emergen de las cenizas aparecen cinco firmas destacables que dejaron de perder y empezaron a ganar dinero: Polledo, Socotherm Americas, Hulytego, Electromac y Autopista del Sol.

Y en caso totalmente opuesto, hubo diez empresas que en enero-junio de 2011 habían ganado plata, pero que en el primer semestre de este año se encontraron con números en rojo: Hidroeléctrica Piedra del Águila, Central Puerto, Gas Natural Fenosa, Agrometal, Distribuidora Gas Cuyana Ecogas, Dycasa, Colorín, Solvay Indupa, Metrovías y Endesa Costanera. A partir de todos estos datos, debe buscarse la variación de precio que tuvieron las empresas en los últimos seis y doce meses, y allí surge la canasta de recomendación ideal para invertir.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés