El Economista - 70 años
Versión digital

lun 25 Oct

BUE 29°C

Versión digital

lun 25 Oct

BUE 29°C

Balances 2011

Fueron mediocres.

20-03-2012
Compartir

Finalmente, las 79 empresas que cotizan en la Bolsa de Buenos Aires presentaron sus balances con cierre al 31 de diciembre último y, según los números conocidos, puede afirmarse que los resultados obtenidos fueron bastante más mediocres que los logrados en 2010, y los bancos se llevaron casi la tercera parte de las ganancias. Computando el año 2011 completo, las empresas argentinas ganaron, en términos nominales, apenas 4,6% más que en todo 2010. Tres de cada cuatro compañías lograron ganar dinero y el 25% de las empresas tuvo pérdidas operativas, lo que pone a los negocios argentinos en estado de alerta.

Pero además hay un dato demoledor: sólo una de cada tres firmas cotizantes logró una ganancia anual superior al deterioro inflacionario (lograron en 2011 una utilidad al menos 22% más alta que el resultado de 2010), lo cual indica que el 66% de las empresas argentinas tiene caída de ganancias en términos reales. Y la situación se torna todavía más preocupante si se advierte que en el cuarto trimestre del año pasado las empresas que cumplieron con el balance ganaron 2,5% nominal menos que en el trimestre octubre-diciembre de 2010, confirmándose con el principio de situación recesiva que empiezan a advertir varios estudios económicos.

Las 79 empresas en cuestión lograron ganar en todo el 2011 un total de 25.860 millones de pesos. El 30% de esa utilidad fue concentrado por los bancos, el 26% fue para la industria, el 23% para petróleo y gas y el 10% para las telecomunicaciones. Y en el balance general hubo un sector que concentró todos los quebrantos: la electricidad. O sea, entre bancos, industria y petróleo acapararon el 80% de las ganancias, mientras que el sector eléctrico se transformó en un ancla para todo el sector empresario: acumuló una pérdida de más de 1.700 millones de pesos, resultado que demuestra un claro error de política económica, en este caso encabezado por el ministro de Planificación Julio De Vido, avalado por la presidenta Kirchner en sus últimos discursos.

Teniendo en cuenta que los bancos están a la cabeza de las utilidades, debe decirse que ?lejos del predicamento oficial? el grueso de las ganancias obtenidas por las compañías no tienen mucho que ver con el crecimiento industrial, ni con el desarrollo, ni con el empleo, ni con la distribución del ingreso que tanto está pregonando el Gobierno desde que los Kirchner asumieron el poder en 2003. Las 10 empresas que más dinero ganaron el año pasado fueron Tenaris, YPF, Telecom, Banco Santander Río, Siderar, Banco Macro, Banco Galicia, Grupo Financiero Galicia, BBVA Banco Francés y Banco HSBC. Y en este grupo se destacan Tenaris e YPF, ya que juntas se quedaron con el 46,7% de las ganancias de todas las cotizantes.

En contraposición, las 10 compañías que más dinero perdieron el año pasado fueron Pampa Energía, Edesur, Edenor, Sociedad Comercial del Plata, Endesa Costanera, Transportadora Gas Norte, Edelap, Quickfood, Petrolera del Conosur y Socotherm Americas. Y a juzgar por los analistas, el esquema tarifario del sector eléctrico es el que ha generado el quebranto casi sin precedentes en toda esta área de negocios.

A la hora de buscar las perlitas aptas para la inversión, pueden distinguirse las compañías que más mejoraron su ganancia al comparar el resultado de 2011 contra lo logrado en 2010. Allí se destacan Compañía de Inversiones de Energía y Agrometal, que habían perdido plata en 2010 lograron ganar dinero el año pasado. Y luego hay una decena de compañías que duplicaron su utilidad el año pasado: Carlos Casado, Grupo Concesionario del Oeste, Grupo Financiero Galicia, Mirgor, Banco Patagonia, Garovaglio & Zorraquín, Banco Galicia, Transportadora Gas Sur, Pertrak e Importadora y Exportadora de la Patagonia.

Del otro lado de la balanza, hubo empresas que en 2010 habían logrado ganar dinero, pero que en 2011 se encontraron con resultados en rojo: Autopista del Sol, Editorial Perfil, Transener, Quickfood, Transportadora Gas Norte y Electromac. Y también con resultado desalentador, sobresalieron las diez compañías que siguieron ganando plata, pero que más achicaron su utilidad: Metrovías, Sancor, San Miguel, Aeropuertos Argentina 2000, Distribuidora Gas Cuyana Ecogas, Alpargatas, Molinos Río de la Plata, Siderar, Petrobras Energía y Gas Natural Fenosa. Acostumbradas al ahora, hubo diez empresas que ya habían perdido buena plata en 2010 pero que en 2011 perdieron todavía más: Pampa Energía, Colorín, Edesur, Sociedad Comercial del Plata, Edenor, Cerámica San Lorenzo, Petrolera del Conosur, Camuzzi Gas Pampeano, Endesa Costanera y Edelap. Como para serguir con esperanzas, el año pasado hubo tres empresas que perdieron dinero, pero con rojos que fueron menores que los sufridos a lo largo del año anterior: estas firmas fueron Socotherm Americas, Polledo y Solvay Indupa.

Evidentemente, la realidad económica argentina sigue en un eterno sube y baja:

-El 2008 se desencadenó el peor momento de la crisis financiera internacional y allí ya se vieron claras señales de agotamiento del modelo económico argentino, haciendo verdaderos estragos en las cuentas de las compañías argentinas.

-En 2009, con el Gobierno impulsando el consumo interno, la economía ingresó en una fase de alta inflación y reacomodamiento de valores.

-En 2010, debido a subsidios gigantescos, el sector privado logró levantar cabeza y mostrar balances prometedores.

-Pero en 2011 los subsidios fueron insostenibles, y las utilidades de las compañías empezaron a hacer agua.

Veremos qué mostrarán los próximos meses: por el momento se avizora un momento con grandes dificultades, que deberán ser enfrentadas con movidas muy inteligentes de parte del Gobierno y también de los privados.

(De la edición impresa)

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés