El Economista - 70 años
Versión digital

lun 20 May

BUE 16°C

Aunque en modo gasolero, el turismo veraniego arrancó con más fuerza

CAME afirmó que hubo más turistas y ventas que en 2017, aunque con estadías más cortas

15 enero de 2018

El verano arrancó más activo que el del 2017, con algunos visitantes extra y con ventas que superaron los registros de un año atrás. Cabe destacar, sin embargo, que aquel enero fue bastante flojo a causa de la caída del salario real (este enero es el primero pos recuperación parcial), por lo cual presenta una baja base de comparación. Aun así, desde el Ministerio de Turismo destacaron que el comienzo de 2018 fue “muy auspicioso”. Eso sí: aunque subieron las ventas y la cantidad de turistas, las estadías se acortaron. Con varios ajustes en danza, el horno parece no estar para bollos y el lema es cuidar el mango.

Desde CAME publicaron un informe que da cuenta de la performance que viene mostrando el turismo estival. “Sin explosión de turistas”, subrayaron. El comunicado sostuvo que en la primera quincena, la más fuerte de la temporada, unas 5.700.000 personas viajaron por Argentina, es decir una mejora de 6% con respecto al mismo período del 2017. Eso sí, la estadía promedio fue de 4,3 días y en CAME destacaron que ese número es “algo menor de lo habitual”.

El gasto promedio de los turistas que se movieron por distintas partes del país mostró mejoras contra la primera quincena del año pasado. Habrá que esperar al IPC Nacional de enero para saber por cuanto la mejora en la recaudación turística superó a la inflación interanual del primer mes del año. Pero por lo pronto se recaudaron $ 22.400 millones, lo que implica un crecimiento nominal de la facturación de 28,5% (casi 4 puntos por encima de la interanual de diciembre).

Optimismo

El que se mostró satisfecho con los resultados obtenidos hasta acá por el sector fue el ministro de Turismo, Gustavo Santos, quien sostuvo que la temporada de verano ha tenido “un comienzo muy auspicioso, tanto en la costa atlántica bonaerense, como en Córdoba, en la zona litoraleña y en el sur del país”. Y además agregó, en conferencia de prensa: “El movimiento turístico en los distintos destinos del país muestra un buen comienzo de cara al resto de enero y febrero”.

En ese sentido, Santos subrayó que la actividad se dinamizará todavía más en las próximas semanas con la celebración de diversos eventos y tradicionales festividades y con todo lo que genera el paso del Rally Dakar por varias provincias del país.

Movimiento Respecto del movimiento de turistas, el Ministerio de Turismo indicó que en la primera semana de enero llegaron a Mar del Plata 307.486 visitantes y, en el mismo periodo, en Pinamar se registraron 145.000 arribos, 90% de ocupación hotelera y 70% de propiedades alquiladas.

El comunicado sostuvo que en la primera quincena, la más fuerte de la temporada, unas 5.700.000 personas viajaron por Argentina, es decir una mejora de 6% con respecto al mismo período del 2017

En Córdoba, también se observaron importantes indicadores de ocupación, como en Villa Carlos Paz (81%), Jesús María (95%), Villa Rumipal (87%), Villa Cura Brochero (85%), Santa Rosa (98%), Río Ceballos (93%), Alta Gracia (85%) y Colonia Caroya (95%). En el litoral, Misiones tuvo una ocupación hotelera de 70, mientras que las Cataratas del Iguazú arrancaron el año con más de 50 mil visitantes. Bariloche y Villa La Angostura registraron 80% y también alcanzaron altos índices de ocupación destinos como Las Grutas, El Calafate y San Martín de los Andes, en la región patagónica.

Estadías cortas

Desde CAME destacaron: “La temporada 2018 viene presentándose con comportamientos atípicos. Los turistas viajan más salteado, estadías cortas pero con una o dos frecuencias en la estación veraniega, buscan playa, seguridad, precio, calidad, propuestas culturales y recreativas, además de cercanía”.

Y además agregaron: “Las ventas minoristas se mueven poco. Las familias compran reducido todo lo vinculado a rubros que no hacen a sus vacaciones y eso se nota en las calles, que si bien están repletas de gente, pocas circulan cargando bolsas. Los bares y restaurantes se mantienen con buena actividad”.

Competencia externa

Durante la primera quincena de la temporada nada menos que 1.500.000 de turistas partieron a Uruguay, Brasil y Chile. Una realidad a tono con los datos que muestran todos los meses el informe Estadísticas de Turismo Internacional (ETI) del Indec y el informe de evolución del MULC del BCRA. Aun así, el informe de CAME afirmó que “el periodo viene mejor que el de 2017 y así el balance para Argentina no está siendo malo, aunque podría haber sido mejor si no fuera porque esos 1.500.000 millones de turistas se fueron a veranear a esas playas”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés