El Economista - 70 años
Versión digital

lun 25 Oct

BUE 29°C

Versión digital

lun 25 Oct

BUE 29°C

Analistas siguen preocupados por los números fiscales

Distintos especialistas permanecen en alerta por la dinámica del gasto público y los ingresos, pero creen que se cumplirá la meta. Desacuerdo con el optimismo oficial

24-07-2017
Compartir

Por Mariano Cúparo Ortiz

El resultado fiscal de junio, publicado durante la semana pasada, le permitió al Ministerio de Hacienda mostrarse satisfecho por el sobrecumplimiento de la meta fiscal para el primer semestre. Sin embargo, con el paso de los días se multiplican los informes de analistas que muestran alguna preocupación por la dinámica del gasto y el déficit.

De hecho, Hacienda había previsto, en el cálculo de sus metas trimestrales, un déficit fiscal de 2% del PIB para el primer semestre del año. El examen autoimpuesto fue aprobado con creces y cerró los primeros seis meses del año con uno de 1,5%. Así fue que, ya de entrada, el comunicado de Hacienda celebró los resultados.

También en una conversación con El Economista, el secretario de Política Económica, Sebastián Galiani, había mostrado una lectura optimista: “Estamos muy bien encaminados, no sólo para cumplir con la meta fiscal de este año sino también para continuar bajando el gasto en relación al producto. Respecto de la meta fiscal en el primer semestre, sobrecumplimos en medio punto del producto, lo que es bastante. Además durante ese semestre los recursos crecieron más que el gasto nominal”.

Críticas

Sin embargo los analistas no parecen coincidir del todo. Por un lado, algunos como Gabriel Caamaño Gómez, de Consultora Ledesma, señalaron, el mismo día en el que se publicaron los datos de junio, que si se descontaban los recursos extraordinarios del blanqueo ya esa afirmación de que los recursos crecieron más que el gasto no era tan cierta. Justamente, sin blanqueo, los ingresos fueron 5,9 puntos por debajo de los gastos.

Por otro lado, en la misma sintonía crítica, el último informe de Federico Muñoz y Asociados afirmó: “No compartimos el entusiasmo oficial por este éxito: en rigor, esta meta parcial definida por Hacienda era muy poco exigente”. Y es que para Muñoz “preocupa que, en la primera mitad del año, Dujovne haya estado bastante lejos de cumplir otro de los compromisos que había asumido: que el gasto primario se mantendría constante en términos reales (es decir, que no aumentaría más que la inflación)”. Sin embargo, revela, en lo que va de 2017, las erogaciones primarias aumentaron 31,5% interanual frente a una inflación promedio en el período de 28,2%”.

Inflexible

Un párrafo del último informe de Muñoz es en particular interesante por su carácter crítico. Ahí señala que en la comparación con el PIB no se ven grandes esfuerzos de austeridad y que se ve que en los hechos el gasto primario contra el producto creció una décima hasta llegar a 24,5% respecto al nivel de fines de 2015, debido a que los ahorros por reducción de subsidios energéticos se neutralizaron con los aumentos en el gasto previsional y demás erogaciones sociales.

Pero además destaca el flojísimo desempeño de la cuenta gasto en consumo y operación. Al respecto dice: “Se redujo en apenas dos décimas del PIB en un año y medio”. Y remata lapidario: “Dadas las enormes ineficiencias de la gestión kirchnerista, confiábamos en que en este frente se podía avanzar más deprisa”.

Preocupante

También el último informe de Invecq fue crítico: “Si en lugar de analizar el resultado primario y el financiero sobre PIB lo hiciéramos con respecto a los ingresos que el Estado obtiene, como si fuese una empresa, los números reflejan un escenario todavía muy preocupante”.

Por ese camino, Invecq concluye que si se toma el déficit primario, de cada $ 100 recaudados el Gobierno gastó $ 115,30 (-15,3%). Y lo que es más preocupante: si se toma el déficit financiero, teniendo en cuenta la creciente carga de intereses, de cada $ 100 que ingresaron, se gastaron $ 127 (-27%). “Y lo más preocupante, como siempre decimos, no es el número, sino la dinámica, que sigue mostrando que todavía se está haciendo muy difícil revertir esta situación”, concluye la consultora presidida por Esteban Domecq.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés