El Economista - 70 años
Versión digital

mie 22 May

BUE 11°C

Yellen es la elegida

Una buena noticia para la Argentina

11 octubre de 2013

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, no sorprendió y designó a Janet Yellen para la presidencia de la Reserva Federal. La economista de 67 años ocupará el cargo que Ben Bernanke dejará vacante en enero de 2014 luego de haber ejercido la presidencia durante dos mandatos. Yellen, número 2 de la Fed desde 2010, se convertirá (si es que el Congreso aprueba su nominación) en la primera mujer en ocupar ese cargo en el año en que la Fed conmemorará su 101º aniversario.

¿Qué implica su designación? En primer lugar, que Obama no quiere arriesgarse, como sí lo hubiera hecho si postulaba a Larry Summers u otros de los candidatos que se barajaban. Yellen, si bien es menos conocida que Summers, es una técnica sólida, muy respetada en el mundo económico (está casada con el Nobel George Akelrof) y ya viene trabajando en el actual equipo que conduce la Fed. Yellen se ubica dentro del campo de las “palomas”, es decir, de los más propensas a mantener los estímulos. “Todavía hay mucho americanos desempleados y la Fed puede y debe ayudarlos”, dijo recientemente. Esto quiere decir que Yellen priorizará el crecimiento del empleo antes que la estabilidad de precios, los dos mandatos que tienen la Fed.

Asimismo, y tal como destacó Obama, Yellen deberá apelar a sus dotes conciliadoras a medida que crezcan las tensiones internas entre quienes prefieren mantener los estímulos y quienes sostienen que los efectos negativos de éstos ya superan a los positivos. Su nominación fue muy bien recibida por los economistas heterodoxos y de cuño keynesiano. Uno de los miemros más vocales de ese grupo, Paul Krugman, dijo estar “realmente feliz con su designación”.

Según Diego Giacomini, economista jefe de Economía & Regiones y experto en política monetaria, “Yellen representa la opción más favorable para nuestro país”. Según su visión, Yellen propondrá un desarme lento y parsimonioso de los estímulos monetarios, lo que implica que el efecto bajista sobre los precios de las commodities y la reversión de los flujos de capitales de la periferia hacia el centro será más gradual. Ambas tendencias permitirán el sostenimiento de los buenos términos de intercambio que aún tiene la Argentina.

últimas noticias

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés