El Economista - 70 años
Versión digital

sab 25 Jun

BUE 5°C
Versión digital

sab 25 Jun

BUE 5°C
Para 2023

India lanzará su moneda digital y propone un impuesto a los criptoactivos

El Gobierno indio considera que la rupia digital "llevará a un sistema de gestión de la divisa más eficiente y barato"

India lanzará la rupia digital, con respaldo estatal
India lanzará la rupia digital, con respaldo estatal -
01-02-2022
Compartir

India lanzará una "rupia digital" con respaldo estatal e impondrá un gravamen de 30% sobre el lucro de las monedas virtuales, anunció hoy el Gobierno del primer ministro Narendra Modi.

El plan es un golpe a uno de los mercados de criptomonedas de más rápido crecimiento en el mundo, que se maneja hasta ahora sin regulación pese al explosivo surgimiento de plataformas locales de comercialización.

El Gobierno de India tiene previsto lanzar una rupia digital entre 2022 y 2023, al tiempo que propuso un impuesto del 30% sobre las ganancias patrimoniales derivadas de la compraventa de criptoactivos, según indicó hoy el Ejecutivo al presentar sus Presupuestos para los próximos dos años.

"Ha habido un incremento fenomenal en las transacciones en bienes virtuales digitales", declaró la ministra de Finanzas, Nirmala Sitharaman, al presentar al Parlamento el presupuesto público. Agregó que ese crecimiento requiere de un marco tributario adecuado, informó la agencia de noticias AFP.

Sitharaman anunció también que el banco central lanzará una "rupia digital" basada en tecnología blockchain para finales de marzo de 2023. "La introducción de la moneda digital del banco central dará un fuerte impulso a la economía digital. La moneda digital también llevará a un sistema más eficiente y barato de manejo monetario", agregó la ministra.

El Gobierno indio indicó que la rupia digital estará administrada por el Banco de la Reserva de India y usará "blockchain y otras tecnologías", informó la agencia de noticias Europa Press.

Al igual que el euro, el dólar o el yuan digitales, la rupia digital será una divisa digital de un banco central (CBDC, por sus siglas en inglés).

El tipo de divisas que lanzará India son réplicas digitales de sus contrapartes físicas y son similares a las conocidas como 'stablecoins', pero se diferencian en que están respaldadas por un banco central en lugar de por una empresa privada. Además, tampoco se pueden considerar criptodivisas porque su valor no se decide por las fluctuaciones de oferta y demanda y no operan de manera descentralizada.

El Ejecutivo considera que la rupia digital "llevará a un sistema de gestión de la divisa más eficiente y barato".

En paralelo a esta medida, el país también anunció un nuevo esquema fiscal para la venta de activos digitales (criptodivisas, pero también tokens no fungibles, o NFT) debido a su "volumen y magnitud". Así, cualquier ganancia de las operaciones en criptomonedas y otros bienes digitales tendrán un impuesto de 30%, mientras que las pérdidas no podrán ser compensadas con otros ingresos.

El Gobierno también propuso que las donaciones de este tipo de activos tengan un gravamen a pagar por el que recibe la donación, aunque no especificó el tipo al que se someterá.

Además, el Ejecutivo indio indicó que las pérdidas patrimoniales generadas por este tipo de activos no se podrán compensar con las ganancias procedentes de cualquier otro tipo de actividad.

Las criptomonedas han estado bajo la mira de los reguladores indios desde su entrada al mercado local hace casi una década, con un aumento en las transacciones fraudulentas que llevaron a una veda del banco central en 2018. La Corte Suprema de India levantó la veda dos años después y desde entonces el mercado se disparó, con un crecimiento de casi 650% en los 12 meses a junio de 2021, según una investigación de la empresa Chainalysis.

Modi advirtió el año pasado que el Bitcoin es un riesgo para las generaciones jóvenes. Su gobierno posteriormente planteó prohibir "todas las criptomonedas privadas", pero al final desistió.

Con las nuevas medidas, India se convirtió en la última economía emergente en controlar el sector, luego de que China prohibió en septiembre todas las transacciones en criptomonedas.

El Salvador se convirtió en septiembre pasado en el primer país en tener al Bitcoin como moneda de curso legal en paralelo al dólar, una medida que, por iniciativa de su presidente Nayib Bukele, busca reactivar la economía. En ese sentido, el Fondo Monetario Internacional (FMI) urgió al país a abandonar esos planes pero Bukele respondió sumando más Bitcoins a sus reservas.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés