El Economista - 70 años
Versión digital

mie 20 Oct

BUE 15°C

Versión digital

mie 20 Oct

BUE 15°C

Ya entraron más agrodólares que en 2015

25-10-2016
Compartir

A más de diez meses de la asunción del presidente Macri, el campo mostró una prueba clave que ilustra la reactivación de la actividad agrícola, luego de años de retroceso y desinversiones por las malas condiciones de mercado. Es que la eliminación de las retenciones y la quita de los cupos para la exportación parecen haber rendido frutos este año, a pesar de las inundaciones de abril, que retrasaron el proceso y provocaron que la campaña 2015/16 finalizara con una cosecha de soja menor a la esperada, de 56 millones de toneladas. Los números, en este caso, hablan: en lo que va de 2016, la liquidación de divisas en concepto de venta de granos y derivados ya superó todo lo recaudado en 2015, según señaló un informe elaborado por la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC). Más precisamente, hasta la fecha ingresaron US$ 20.375.383.066, lo que representa el 2% más que los US$ 19.963.406.485 totalizados en diciembre del año pasado y el 17% que los US$ 17.212.849.378 de igual fecha de 2015.

Buenas expectativas

Con US$ 532.770.600 liquidados la semana pasada, un número 77% mayor que el correspondiente a los cinco días previos, cuando ingresaron US$ 301.156.528, el sector registró la segunda alza más importante del año, en tanto que, en la comparación interanual la suba fue del 121%, frente a los US$ 219.142.388 del mismo período de 2015.

Las cifras demuestran que el productor decidió vender el stock pese al anuncio del Gobierno Nacional de principios de mes, en el que el Jefe de Estado postergó la rebaja del 5% en las retenciones a la oleaginosa, contrariamente a lo prometido durante la campaña electoral. Aunque aseguró que habrá un reembolso de ese monto para las provincias del norte que integran el Plan Belgrano y un ajuste del 0,5% mensual para el resto del país a partir de 2018, lo cierto es que los relevamientos oficiales demuestran que durante la campaña 2016/17 gran parte de los agricultores se decidirá por los cereales, que no cuentan con impuestos y cotizan cada vez mejor en el mercado internacional, al revés de lo que sucede con la soja, que en los últimos meses perdió valor luego de importantes récords.

En ese sentido, CIARA y CEC, entidades que representan un tercio de las ventas externas, recordaron que “la mayor parte del ingreso de divisas en este sector se produce con bastante antelación a la exportación, anticipación que ronda los treinta días en el caso de los granos y alcanza hasta los noventa días en aceites y harinas”.

El trigo, con más envíos

Uno de los cultivos más castigados durante los últimos cuatro años fue el trigo, que a partir de las políticas del ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno, perdió calidad y mercados. En el primer caso, la imposibilidad de exportar provocó una menor inversión en tecnología por parte de los productores, lo que generó que compradores históricos del país, como Brasil, optaran por otras ofertas. De hecho, la Argentina se vio obligada a importar el cereal desde Uruguay ante la falta de variedad para elaborar productos alimenticios.

Si bien no se revirtió del todo, la tendencia dio un giro importante este año, ya que entre enero y agosto se exportaron 7,3 millones de toneladas, con lo que se alcanzó, en términos porcentuales, el nivel más alto en once años. Mientras en 2015 el 85,56% se lo llevó Brasil y el 14,44% otros mercados, en lo que va de 2016 el país vecino adquirió 3,018 millones de toneladas, es decir, el 41,3%, al tiempo que el restante se quedó con el 58,69%.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés