El Economista - 70 años
Versión digital

dom 17 Oct

BUE 12°C

Versión digital

dom 17 Oct

BUE 12°C

Sólo las exportaciones agropecuarias se mantienen pujantes

30-08-2016
Compartir

A pesar de la caída que registraron en precios los productos de exportación argentinos, el volumen de envíos al extranjero creció en los primeros siete meses del año contra el mismo período del año pasado. Sin embargo, la evolución de las ventas fue heterogénea según los diferentes rubros. En un contexto de una caída acumulada de la actividad industrial de 3,3% en el primer semestre, según el Indec, y de varios incentivos al sector agropecuario, como la devaluación, la quita de retenciones y de restricciones a las exportaciones, mientras el volumen de las exportaciones de productos vinculados al sector agropecuario creció en los primeros siete meses, las industriales profundizaron su tendencia negativa, señala un informe de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI).

De acuerdo al reporte, las exportaciones de productos primarios, medidas en volumen, crecieron 20% en el período, mientras que las de manufacturas de origen agropecuario (MOA) subieron 10% y las de manufacturas de origen industrial (MOI), cayeron 10%, confirmando la tendencia negativa que vienen registrando desde 2013.

“Midiendo la performance de las exportaciones en dólares generados se descubre que esos resultados estarán este año (estimando exportaciones anuales en 2016 por US$ 56.000 M para todo el año) por debajo de las del año récord (2011) en nada menos que 33%. Pero las ventas externas están ?con el alza en volumen que se muestra este año? mucho menos lejos del resultado de 2011 ?altamente influidas por los altos precios de la época?, y se ubicarán 7,5% por debajo de las logradas en ese año del récord”, señala la consultora dirigida por Marcelo Elizondo. Sólo las exportaciones agropecuarias se mantienen pujantes

Así, finalizado el año, según la proyección de la consultora, las exportaciones de manufacturas industriales sumarán una caída de 25% contra el récord de 2011, mientras que las de productos primarios estarán 20% por encima de los niveles de 2011 y las de manufacturas de origen agropecuario, habrán subido 15% respecto a lo registrado hace cinco años.

De eso se desprende que la caída de las exportaciones aparece primordialmente traccionada por el desplome de las exportaciones de combustible y energía, que pasaron de generar 17% del total de ventas al extranjero en 2005 a reflejar sólo 3% del total este año, y por las ventas de MOI, afectadas tanto en precios como en volúmenes, y que mientras que las ventas del sector agropecuario “parecieron mostrar competitividad aun ante un escenario local (entorno) adverso ?regulaciones y ambiente macroeconómico? hasta el año pasado; y exhibir capacidad de recuperación ante algunos relevantes cambios este año (políticas gubernamentales)”, por el contrario, la dependencia de Brasil de las exportaciones industriales “es de alto impacto”, al igual que “sus problemas de competitividad interna”.

“¿Se trata de que la mejora en el ambiente nacional para las agroexportaciones (únicas exportaciones que crecen por volúmenes y empujan hacia arriba el resultado total) este permitiendo cambiar la alta dependencia de precios sobre volúmenes?”, se pregunta Elizondo, y responde que “lo que sí puede afirmarse de modo contundente es que las agroexportaciones son las únicas que muestran competitividad internacional para crecer aun con menores precios”. “Todo lo demás cae por precios y por volúmenes”, señala el informe.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés