El Economista - 70 años
Versión digital

jue 01 Dic

BUE 23°C
Versión digital

jue 01 Dic

BUE 23°C

Sigue en alza el ingreso de dólares del sector agroexportador

Con US$ 471 millones, la liquidación se mantiene estable. El acumulado ya superó en 18% a 2015.

27-09-2016
Compartir

Según un informe de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), la semana pasada se liquidaron US$ 471.176.969 en concepto de venta de granos y derivados, lo que significa un avance del orden del 103,8% en relación a los US$ 231.129.604 correspondientes a igual período de 2015. La suba es una de las más altas en relación interanual en lo que va del año, y los motivos pueden explicarse con datos que están a la vista: la eliminación de las retenciones para los cultivos y la rebaja del 5% para la soja, la quita de los ROEs y la apertura del tipo de cambio mostraron un fuerte impacto que aún, tras el final de la cosecha 2015/16, sigue reflejándose en la recaudación.

Sin ir más lejos, hasta el momento ingresaron US$ 18.807.238.600, una cifra 18,6% más alta que los US$ 16.090.328.167 del año pasado, y que si bien es interesante, podría haber sido mayor si no hubiera sido por las malas condiciones climáticas, que trajeron intensas lluvias entre abril y julio y provocaron serias inundaciones en la zona núcleo, lo que desembocó en un fuerte retraso en las labores y en complicaciones en la logística. Los precios internacionales, en tanto, también ayudaron al retroceso, dado que la soja pasó de valer US$ 432 por tonelada en julio ? lo que la posicionó en los valores más altos en términos históricos, al igual que en 2014 ? a un promedio de US$ 345 por tonelada en las últimas semanas. Asimismo, los paros, feriados y precipitaciones de agosto contribuyeron a la baja.

Paralelamente, se estima que la incertidumbre con respecto a la nueva rebaja del 5% en las retenciones a la oleaginosa desacelerará el ritmo en la comercialización, por lo que los analistas creen que el movimiento podría empezar a frenarse en el próximo mes. El tema genera polémica entre las entidades que representan a los productores del sector: mientras CRA y FAA dudan de que se cumpla con la promesa de campaña, desde la Sociedad Rural confían en que en diciembre se realizará el anuncio. Por su parte, la Bolsa de Comercio de Rosario señaló que “corresponde postergar” la medida, dada la problemática fiscal vinculada a las tarifas públicas.

De todas maneras, el escenario todavía es favorable, ya que en los últimos catorce días se mantuvo estable el nivel de ingreso de divisas: en la semana del doce al dieciséis de septiembre el total fue de US$ 18.336.061.631, apenas el 0,3% por debajo del monto actual. “La mayor parte del ingreso de divisas en este sector se produce con bastante antelación a la exportación, anticipación que ronda los treinta días en el caso de los granos y alcanza hasta los noventa días en el sector de aceites y harinas proteicas”, recordaron CIARA y CEC, entidades que representan un tercio de las ventas externas.

Bajas en Chicago

En el mercado internacional las noticias no resultaron tan buenas, ya que la soja retrocedió por segunda jornada consecutiva, debido al informe del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), que señaló que la inspección de embarques en ese país alcanzó las 0,38 millones de toneladas, un valor muy por debajo del esperado por los operadores. Además, se reafirma la posibilidad de una cosecha récord, dado que terminaron los malos pronósticos en cuanto a las condiciones climáticas en gran parte de la región del mediooeste para los próximos diez días.

De esta forma, la oleaginosa perdió US$ 3,58 por tonelada en el disponible, US$ 3,49 en enero; US$ 3,40 en marzo; US$ 3,22 en mayo y US$ 3,31 en julio de 2017, por lo que cerró la jornada a US$ 347,32 por tonelada.

El maíz, por su parte, se hizo eco del comportamiento de la soja y mostró bajas significativas. El avance de la cosecha norteamericana y la inminente concreción de un volumen histórico volvieron a ejercer presión sobre los futuros. En tanto, el clima favorable sobre el gran cinturón maicero permitió el progreso de las labores de trilla.

Así, el cereal cayó entre US$ 2,95 en las primeras posiciones y US$ 2,66 en los vencimientos más lejanos, y concluyó a US$ 129,52 por tonelada.

En cuanto al trigo, también hubo descensos debido a la buena cosecha en el hemisferio norte y a las caídas en el precio del maíz. En ese sentido, el cultivo bajó entre US$ 3,22 y US$ 1,90 y finalizó la rueda a US$ 145,51 por tonelada.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés