Ventas por $117.000 M

Maquinaria agrícola: 2021 fue un buen año y el sector pide ley sectorial

En el encuentro de fin de año de Cafma, Eduardo Borri hizo un balance y anticipó los ejes de trabajo a corto plazo

Maquinaria agrícola: 2021 fue un buen año y el sector pide ley sectorial
16-12-2021
Compartir

“El 2021 fue un año positivo para el sector de maquinaria agrícola, ya que hubo un incremento de 20% en la cantidad de unidades producidas, sobre todo en los rubros de tractores, sembradoras y pulverizadoras”, dicen desde la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma).

Según datos del Indec, las ventas en el mercado interno entre enero y septiembre sumaron $117.000 millones, 75% más en relación al mismo período del año pasado. Esa expansión vino de la mano de una mayor demanda de mano de obra (se generaron 5.000 puestos adicionales de trabajo en toda la cadena de valor metalmecánica) y la inversión de muchas empresas en ampliar sus instalaciones y actualizar su equipamiento y tecnología de producción.

En el frente exportador, durante 2021 se cerraron operaciones comerciales por U$S 80 millones, superando los U$S 50 millones del año anterior. Si bien el balance es positivo, el volumen está lejos aún de las ventas registradas en 2012 por U$S 250 millones.

De cara a 2022

En el encuentro de fin de año de CAFMA, Eduardo Borri, presidente de la entidad, anticipó los ejes de trabajo para la cámara en los próximos meses. A nivel institucional, se trabajará por invitar a más fábricas a adherirse a la entidad, proyectando duplicar la cantidad de asociados en el mediano plazo. Asimismo, se continuará trabajando en conjunto con entidades como Aapresid, CREA, INTA, las cuatro cadenas -Acsoja, Argentrigo, Asagir y Maizar- y otras que son estratégicas para la producción nacional.

Respecto de la demorada sanción de la Ley de Maquinaria Agrícola, el directivo señaló que “necesitamos de la clara definición de contenido nacional sea por ley o por decreto, pero no podemos seguir tratando por igual a los distintos”. 

“Sé que hay buena voluntad de poder encarar seriamente el tema y debería ser el 2022 el año en donde estos grises se pongan en blanco y en negro. Argentina requiere de más trabajo de calidad si queremos desarmar todo el andamiaje de planes sociales que fueran necesarios en un momento pero que, a medida que la actividad aumenta, ya deben ser convertidos en trabajo genuino”, agregó Borri.

Para dimensionar la importancia que ocupa la maquinaria agrícola para la economía, Borri describió: “Nuestras empresas facturan un promedio de US$ 10.000 por mes por empleado, lo que lleva a la cadena de valor a una facturación mayor a los US$ 3.000 millones y 32.000 puestos de trabajo. Esto implica que cada 1 % que crece nuestro sector produciendo localmente, genera 300 puestos de trabajo y unos US$ 36 millones de facturación anual”. 

“Debemos pensar en Cafma Joven en donde nuestros hijos o nietos se formen y complementen actividades de UIA y ADIMRA Joven. Es sorprendente lo que están haciendo los jóvenes en esos espacios”, continuó, a la vez que manifestó la preocupación del sector por continuar impulsando y alentando la educación técnica. “Por más tecnología que coloquemos, si no tenemos gente preparada detrás los esfuerzos de capital serán en vano”. 

“Seguiremos trabajando sobre el objetivo de convertir a la Argentina en el Silicon Valley de la maquinaria agrícola. El AgroValley debe ser impulsado buscando sinergizar con otras instituciones, como el INTA, el INTI, universidades y obviamente los gobiernos provinciales y nacional. Tenemos todo para lograrlo, como pudimos observar en la cantidad de premios cosechados por nuestras empresas en los Premios CITA, Ternium, Pymes, y otras distinciones que galardonaron los desarrollos tecnológicos a lo largo de este año”, dijo Borri.

Respecto de las exportaciones, en 2022 se buscará recuperar destinos como Rusia y Europa del Este, fortalecer Africa y consolidar Sudamérica, esperando superar los U$S 100 millones de ventas al exterior en el transcurso del año. “Está apareciendo cada vez con más fuerza el concepto de NearShoring o abastecimiento de cercanía por la crisis mundial de fletes y quizás esto nos traiga oportunidades con el Mercosur reemplazando productos de otras latitudes”, agregó Borri.

“Nos espera un 2022 con mucho trabajo y con muchas posibilidades de que el sector de maquinaria agrícola despliegue todo su potencial”, finalizó el presidente de Cafma. “Esperamos con muchas ganas este nuevo año donde podremos volver a encontrarnos en ferias y jornadas que nos permiten aumentar la sinergia con usuarios y clientes, quienes nos impulsan a seguir desarrollando tecnología para hacer cada vez más eficiente la maquinaria que mueve la actividad agroalimentaria”, concluyó.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés