El Economista - 70 años
Versión digital

lun 18 Oct

BUE 16°C

Versión digital

lun 18 Oct

BUE 16°C

Macri reconoció la crisis de la lechería

En la inauguración de La Rural, el Presidente se refirió a la delicada situación del sector pero evitó hacer anuncios.

01-08-2016
Compartir

La problemática de la producción láctea parece no encontrar salida. A una rentabilidad casi nula que arrastra desde hace años y una enorme brecha entre lo que recibe el productor por litro de leche y el precio en las góndolas, se sumaron las inundaciones de abril, que agravaron la situación y redujeron el stock, lo que desembocó en el cierre de cientos de tambos. El conflicto tomó tal magnitud que llegó al Gobierno Nacional, que la semana pasada se reunió con supermercadistas con el objetivo de transparentar la cadena, un encuentro que terminó con la promesa de “analizar soluciones y mejorar la distribución de la renta” por parte de los empresarios. Así, el tema llegó al ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile; de Producción, Francisco Cabrera, y hasta de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat- Gay. Pero el sábado, durante su discurso de inauguración de la 130º Exposición Rural, que finalizó ayer, el presidente de la Nación, Mauricio Macri también se hizo eco y reconoció que los tamberos atraviesan “severas dificultades”. “Debemos seguir trabajando en conjunto con dirigentes del campo para encontrar la manera de retribuir a nuestros queridos tamberos el arduo trabajo que realizan todas las mañanas desde muy temprano”, expresó Macri. Es que la crisis se hizo notar en la edición más importante de la megamuestra en Palermo, que este año celebró su 150º aniversario: por los altos costos, no se llevó a cabo la competencia de la raza Holando Argentina, la vaca lechera por excelencia en el país. El tema sobrevoló en todas las conferencias que se realizaron durante los quince días que duró la feria, en la que se presentaron especialistas y dirigentes para analizar la realidad del sector.

Etchevehere también pidió avances “Debemos detenernos y dedicar un párrafo aparte a un sector específico de nuestro campo: la lechería. Esta es la actividad extensiva que genera más valor por hectárea, la que cuenta con más personas arraigadas en el campo, y aquella cuyo producto se industrializa en su totalidad. En la lechería trabajan alrededor de 90.000 personas. Es un sector de tal eficiencia que permite que tanto los consumidores argentinos como los extranjeros dispongan de productos elaborados con los más altos estándares de calidad. Hoy, sin embargo, está sumida en una profunda crisis, y tenemos el deber y el desafío de recuperarla”, señaló el presidente de la Sociedad Rural Argentina.

Con un discurso en el que elogió las medidas del Gobierno para el campo, entre las que se cuentan la baja de las retenciones y la eliminación de las trabas para la exportación, Etchevehere también hizo lugar a las críticas y resaltó que se necesita “un Estado presente, que asegure una competencia leal dentro de la cadena, detectando abusos de poder y cartelizaciones, controlando la marginalidad y promoviendo una presión fiscal acorde con las capacidades de la actividad y con su necesidad de instrumentos que le permitan ser cada día más eficiente”.

La opinión de funcionarios Para Buryaile, que creó un sistema de compensaciones para los tamberos apenas asumió, el problema se resolverá “con la recomposición de los precios internacionales, disminución de los costos internos, eficiencia de los productores y apertura de mercados”. De todos modos, el ministro dijo que por el momento la cartera de Agroindustria no estudia “ninguna medida”.

En tanto, según el subsecretario de Lechería, Alejandro Sanmartino, las proyecciones están enfocadas en el segundo semestre, ya que “con la recuperación económica, podremos recibir mejores números en precios”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés