El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 17°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 17°C

Macri prometió mejoras ante la crisis de las economías regionales

En JONAGRO, el Presidente renovó su apoyo al sector para la campaña 2016/17 que comienza.

25-08-2016
Compartir

En lo que resultó una especie de radiografía del campo argentino, ayer se llevó a cabo la Jornada Nacional del Agro (JONAGRO), que organizó Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. La inauguración estuvo a cargo nada más y nada menos que del presidente de la Nación, Mauricio Macri, quien aseguró que se sintió “entre amigos” en referencia a su cercanía con el sector. Es que no hay dudas de que el Gobierno Nacional tiene entre sus objetivos principales fortalecer a la actividad agropecuaria, ya que la considera “fundamental” para alcanzar su objetivo de pobreza cero. Al menos así lo demostró a través de la rebaja de las retenciones y la eliminación de ROEs en diciembre del año pasado, y así también lo volvió a resaltar Macri al afirmar que desde el Ejecutivo apuntan a “generar soluciones productivas a largo plazo con productos de alta sofisticación”, para pasar de “granero a supermercado del mundo”.

Con un especial hincapié en “crear valor agregado en las materias primas que elaboran nuestros productores”, el Primer Mandatario garantizó que a partir de ahora, “con reglas de juego estables y confiables, sin tener que adivinar el tipo de cambio o con impuestos distorsivos a las economías regionales, se puede discutir cada costo en la cadena de valor, cuál es el camino de la capacitación e incorporación de la tecnología”. En ese sentido, pidió “compromiso y autocrítica” para detectar los errores y corregirlos: “Ese es el ida y vuelta que espero que exista entre ustedes y el Gobierno, que quiere facilitarle la vida a aquellos que pueden emprender y que de allí generan crecimiento y oportunidades”.

Protesta frutícola

A pesar de que no recibió a los productores de peras y manzanas de Río Negro y Neuquén que protestaron el martes en Plaza de Mayo, Macri dejó en claro que la problemática le demanda “cómo utilizar los recursos del Estado con inteligencia para sacarlos de ese lugar”. La crisis del sector, que es la misma que la del resto de las actividades encabezadas por pequeños y medianos productores de todo el país, tiene que ver con la baja rentabilidad y la fuerte suba de costos, además de la presión fiscal y la apertura de importaciones. “La fruta todavía no encuentra su camino hacia el crecimiento, pero no se sale apoyando lo que no funcionó, sino capacitando, incluyendo tecnología para agregar valor en la región”, aseguró.

“Lo mismo pasa con los tamberos, que después de años de políticas equivocadas, donde teníamos la oportunidad de potenciarlos y consolidarnos porque había un precio internacional espectacular, el Gobierno anterior nos interrumpió ese ciclo exportador”, consideró, al tiempo que resaltó que el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, llevó adelante un sistema de subsidios, compensaciones y líneas de crédito para alivianar la situación.

Promesas en infraestructura

En otro momento de su discurso, el presidente habló de la logística nacional y la calificó como “uno de los peores sistemas del mundo” y reconoció que “hay mucho por mejorar en rutas, puertos, trenes y la hidrovía para poder exportar los productos de las economías regionales”. En tanto, anticipó que el desarrollo del Plan Belgrano será “un antes y un después” para el sector primario en el NOA y NEA. “Las obras ya han arrancado, con equipos profesionales y serios, que quieren volver a reinvindicar el valor de la obra pública y que ésta sea sinónimo de futuro y prosperidad y nunca más de corrupción y de bastardeo del Estado”, manifestó.

Acuerdos globales

“Tenemos un problema y es que Argentina hace años está atrapada entre aquellos países de ingresos medios. Si queremos ser parte del escenario mundial, lo tenemos que materializar en acuerdos específicos como tienen muchos de nuestros países hermanos para poder acceder con nuestros productos a las mejores condiciones sin tener que competir en forma desfavorable”, indicó Macri en relación a la apertura de mercados, uno de los temas que más le preocupan e interesan a la hora de pensar en inversiones extranjeras. De hecho, recordó que las negociaciones con la Unión Europea resultaron “pobres”, aunque consideró que fueron “un punto de partida”. “En unos años eso debe cristalizarse en que se abran muchos mercados en los que nosotros sabemos producir. Debemos subrayar el avance con Estados Unidos, China y Japón”, expresó.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés