El Economista - 70 años
Versión digital

dom 27 Nov

BUE 25°C
Versión digital

dom 27 Nov

BUE 25°C

La soja tocó su valor máximo en el mes

La oleaginosa continúa con subas en Chicago gracias a la demanda para exportación y a un posible retraso en la cosecha.

21-09-2016
Compartir

Por cuarta jornada consecutiva, ayer la soja registró un incremento del 1,77% en el mercado internacional, impulsada por la creciente demanda de exportación y por las probabilidades de un retraso en la cosecha norteamericana. Con subas de más de US$ 6 por tonelada, el grano alcanzó su valor más alto en el último mes, aunque sigue lejos de los US$ 432 que consiguió en junio, cuando retomó el récord de 2014.

Después de varios meses con fuertes retrocesos a causa de las estimaciones de una sobre oferta, que se originaron gracias a las buenas condiciones climáticas que se dieron entre julio y agosto, los operadores volvieron a apostar con motivo del último informe del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), que señaló que hasta la fecha se recolectó apenas el 4% de la superficie, un número bastante más bajo del promedio habitual. Es que, según los pronósticos, la humedad de esta semana podría extenderse con intensas lluvias durante el mes, lo que podría provocar demoras en la maduración y ralentizar las labores en las cosechas.

Paralelamente, las ventas externas volvieron a ejercer presión sobre los valores, ya que los mercados buscaron asegurarse los precios vigentes, muy convenientes en materia de negocios antes de la llegada de la campaña sudamericana 2016/17. En ese sentido, el USDA relevó operaciones estadounidenses por un monto de 110.000 toneladas del ciclo actual con destino a China. Además, el segmento de los aceites vegetales sigue en alza, por lo que el derivado de soja se vio favorecido, también por ser el principal sustituto del aceite de palma, que obtuvo máximos en cinco meses luego del cierre de las transacciones en Malasia, su mercado de referencia histórico.

De esta manera, el cultivo ganó US$ 6,34 por tonelada en el disponible; US$ 6,25 en enero; US$ 6,06 en marzo; US$ 5,88 en mayo y US$ 5,60 en julio, por lo que cerró la jornada a US$ 363,77 por tonelada.

Maíz arriba

Por su parte, el maíz siguió el comportamiento de la oleaginosa y ajustó hacia arriba por el mismo motivo: de acuerdo al reporte del USDA, las inminentes precipitaciones en Estados Unidos agravarán la trilla, mientras que hasta el momento el avance fue del 9%, lo que significa un retroceso en el ritmo del orden de tres puntos porcentuales con respecto a igual fecha del año pasado.

Así las cosas, aunque los operadores esperaban bajas para el cereal, que acumulaba descensos al igual que la soja, el mercado parece haber dado una vuelta de página en cuanto a las cotizaciones. No obstante, el estado de los cultivos se mantuvo en su calificación de buena/excelente en el 74% según el organismo norteamericano.

Por eso, el maíz sumó US$ 1,28 por tonelada en sus tres primeras posiciones y US$ 1,08 en julio y septiembre de 2017, y finalizó la rueda a US$ 134,05 por tonelada.

Trigo sin cambios

Finalmente, el trigo registró leves ascensos a pesar de la fuerte demanda ocasionada por los interesantes precios. La calidad, en tanto, mostró inconsistencias, por lo que firmas europeas aseguraron que el 41% de la cosecha se destinará al sector forrajero. En cuanto a la exportación, se renovó el interés de India, que ya importó 76.000 toneladas provenientes de Ucrania.

Ante este panorama, el cereal avanzó US$ 0,73 en diciembre y marzo; US$ 0,64 en mayo; US$ 0,55 en julio y US$ 0,37 en septiembre. Así, concluyó a US$ 149,18 por tonelada.

Mercado local

En Rosario, los compradores se hicieron eco y mejoraron sus ofertas: para soja, las fábricas locales ofrecieron $ 4.050; por trigo cámara sin descarga, $ 2.100 y por maíz, $ 2.400 por tonelada.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés