El Economista - 70 años
Versión digital

sab 18 May

BUE 8°C

La soja se derrumbó en Chicago y perdió US$ 15

El clima volvió a tomar protagonismo en el mercado internacional e impactó en las cotizaciones.

02 agosto de 2016

Lo que en la primera parte del año parecía una tendencia alcista que no tenía fin, con records que superaron las expectativas y que rozaron los valores del año 2014, ahora se convirtió en una gran preocupación. Es que el precio de la soja no para de acumular caídas, que aunque por momentos se recuperan vuelven hacia atrás. Ayer, el clima volvió al centro de la escena y golpeó a todos los productos, en una rueda en la que se acentuaron los retrocesos. En el comienzo del mes de agosto, los operadores pudieron confirmar que no se esperan catástrofes climáticas durante lo que resta del verano estadounidense, para el cual a principios de mayo se pronosticaban escasas precipitaciones y una importante sequía, mientras que notaron que las condiciones acompañaron las etapas de evolución de los cultivos norteamericanos de manera favorable. De hecho, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) ya lo había reflejado en su reporte semanal, en el cual aseguró que la floración finalizó sin inconvenientes y calificó el estado de las plantas como muy bueno, algo que motivó la liquidación paulatina por parte de los fondos de inversión.

En este marco, la oleaginosa perdió US$ 13,41 por tonelada en la posición agosto; US$ 14,24 en septiembre; US$ 15,25 en noviembre; US$ 15,06 en enero y US$ 14,15 en marzo. De esta forma, finalizó la jornada a US$ 365,97 por tonelada, un valor muy por debajo de los US$ 432 que supo alcanzar a comienzos de junio, cuando los productores locales aprovecharon para liquidar la franja más importante del stock.

El maíz también cayó

Como era de esperarse, el maíz se hizo eco del comportamiento de la soja y descendió a niveles mínimos desde octubre de 2014. Si bien se concretaron ventas estatales en China por doce millones de toneladas los últimos días de julio, lo que actuó como un factor bajista, el motivo está íntegramente vinculado con la proyección de récord productivo en los Estados Unidos para la campaña agrícola 2016/17, con rendimientos que seguramente finalizarán con subas dadas las buenas condiciones climáticas actuales.

Así, el disponible retrocedió US$ 3,44 por tonelada, mientras que el resto de los vencimientos lo hicieron entre US$ 3,15 y US$ 3,35, lo que se tradujo en una cotización de US$ 128,24 por tonelada para el cereal.

Trigo con leves bajas

El ajuste para el trigo fue menor en comparación con el resto de los granos gracias a los problemas en la cosecha de Francia, que recortó en 2,2 millones de toneladas su estimación para el volumen final, que sería, hasta el momento, de 28,2 millones de toneladas según fuentes locales. Asimismo, el mercado aguarda la información acerca del avance de cosecha norteamericano para las variedades de invierno, la cual se espera que esté por debajo de los números actuales en las próximas semanas.

Frente a este escenario, el cereal bajó US$ 0,64 por tonelada en septiembre, y concluyó la primera rueda de agosto a US$ 149,18.

últimas noticias

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés