El Economista - 70 años
Versión digital

lun 18 Oct

BUE 18°C

Versión digital

lun 18 Oct

BUE 18°C

La crisis lechera también llegó a La Rural

Por primera vez en los ciento treinta años de la Exposición, la raza Holando Argentina no competirá.

25-07-2016
Compartir

Aunque hace varios años que el sector tambero arrastra una delicada situación, podría decirse que este año tocó su punto más alto debido al tarifazo en los servicios públicos y las inundaciones de abril. La problemática tiene su origen en la importante brecha que existe entre el precio que recibe el productor por litro de leche y el de la góndola, sumado a la difícil realidad de las industrias, que registran fuertes pérdidas, como es el caso de SanCor ? que se vio obligada a vender su línea de frescos ? y La Serenísima. Ante este escenario, la Exposición Rural, que se desarrolla hasta fin de mes, no quedó exenta y por primera vez en ciento treinta años no contará con la presencia de la raza vacuna Holando Argentina, la vaca lechera por excelencia del país, en la tradicional competencia que se realiza en cada edición de la muestra de la Sociedad Rural, que en esta oportunidad celebra su 150º aniversario.

“Duele mucho para un criador no estar en Palermo, porque para el que trabaja de esto traer animales a competir es un orgullo”, expresó Guillermo Miretti, presidente de la Asociación de Criadores de Holando Argentina (ACHA). “No va a haber ni gran campeona ni gran campeón de Holando, algo único en toda la historia de La Rural y un claro ejemplo de la crisis que atraviesa el sector”, se lamentó. Los costos, según dejó entrever Miretti, serían la causa principal. Es que para el productor ocuparse de las vacas durante los quince días que dura la feria, alejadas de los tambos, además de hacerse cargo de la logística, se traduce en una suma imposible de afrontar, en un momento en el que la lechería está al borde del quebranto.

Por eso, en la actualidad hay apenas siete animales de la raza en la exposición, una cantidad con la que no es posible que se desarrolle una competencia, ya que se necesitan al menos treinta ejemplares para concretarla. “No es un boicot, la realidad supera todo, la crisis es muy fuerte. Para nosotros La Rural, de la que somos socios, es un espacio muy importante, pero es inviable”, reiteró el dirigente, al tiempo que reconoció que intentó gestionar con autoridades que las Holando estén solamente siete días, como ocurre con los porcinos, pero no se llegó a un acuerdo. “Hubo un poco de falta de contemplación del difícil escenario que vive hoy la actividad del tambo”, explicó.

Qué dice el Gobierno

Desde que asumió como ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile aseguró que la lechería es el segmento que más le preocupa al Ejecutivo. De hecho, anunció una serie de compensaciones para el sector primario que incluyeron aportes de hasta $ 4,50 por litro de leche que le significaron al Estado un gasto del orden de los $1.100 millones. Pero el beneficio no alcanzó y los tamberos salieron a exigir una recomposición de $ 1,50 en el precio percibido, algo que la industria y el comercio rechazaron. En este marco, el Gobierno organizó la semana pasada una especie de cumbre de ministros, en la que participarían Alfonso Prat- Gay, de Hacienda y Finanzas; Cabrera, de Producción y el mismo Buryaile, junto a productores y supermercados para intentar “transparentar la cadena”. Sin embargo, el encuentro nunca se llevó a cabo a causa de “otras prioridades”, según trascendió.

“Si bien hay buena predisposición de los funcionarios, la situación tiene que mejorar para todos, no puede ser nunca que algunos ganen mucho con los lácteos y los tambos están en rojo desde abril de 2015”, se quejó Miretti. El martes, en principio, se espera una reunión del oficialismo con la Comisión de Enlace, en la que se prevén novedades relacionadas a nuevos subsidios para calmar las aguas.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés