El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 14°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 14°C

Incertidumbre en el agro tras el triunfo de Trump

10-11-2016
Compartir

El resultado de las elecciones en Estados Unidos fue, quizás, el tema más comentado ayer en la Jornada de Perspectivas Agrícolas que organizó el Ministerio de Agroindustria de la Nación en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. Es que al sector agropecuario le interesa particularmente el tema, sobre todo en lo referente a los mercados de granos y a la apertura hacia la que se encamina la relación bilateral, que durante años estuvo prácticamente ausente y que se reactivó con la asunción de Macri a la presidecia.

Por eso, el ministro Buryaile inauguró el evento con un discurso alusivo al triunfo de Donald Trump, y remarcó que, desde el Ejecutivo, no esperan grandes cambios. “Creo que habrá algunos sacudones en los mercados, pero no mucho más. Nada se modificará demasiado. Lo cierto es que el mundo necesita interactuar, y Estados Unidos es un gran jugador que seguirá jugando. Nosotros debemos acomodarnos a las nuevas reglas del comercio internacional, donde el país norteamericano seguirá arbitrando los precios”, señaló en consonancia con el discurso general del Gobierno Nacional.

Las perspectivas

Durante el encuentro, disertó el agregado agrícola de Estados Unidos, José Molina, que repasó los logros alcanzados este año y analizó el panorama con vistas a la nueva administración. Es que, sin ir más lejos, el presidente electo ganó en los principales estados productores de maíz y soja, en el medio oeste, por lo que también sigue muy de cerca al sector agropecuario.

“Con la llegada de Macri se produjo un fuerte cambio: la visita de Obama mostró un acercamiento que no se veía hace mucho tiempo, con mecanismos de diálogo muy interesantes. Pero tenemos que recordar que en la lista de proveedores, estamos en el puesto número veintidós. Tan solo les vendemos el 1%”, resaltó, al tiempo que aseguró que si llegara a haber cambios “no afectarán mucho al país, a causa de su baja participación”.

Asimismo, el funcionario hizo hincapié en el avance para el ingreso de limones y carnes a Norteamérica, y garantizó que se hará “todo lo posible” para que la cuestión esté resuelta antes de que Obama finalice su mandato. En cuanto a la ganadería, rechazó la posibilidad de que aparezcan trabas, dado que sólo restan detalles para reabrir ese mercado, que permanece cerrado desde hace quince años por diferencias en materia sanitaria. “No creo que a Trump le preocupen 20.000 toneladas de carne argentina, que es la cantidad con la que pretendemos regresar”, indicó.

“Tenemos agendas comunes. A ellos les interesan los mercados abiertos sin medidas paraarancelarias. Son las mismas políticas de Estado de la Argentina. Vemos a Estados Unidos como un socio en tecnología, seguridad alimentaria y cambio climático”, agregó Molina.

Con respecto a los movimientos en el sector granario, los expertos se animaron a anticipar una posible caída en las commodities, a causa del fortalecimiento del dólar. De todas maneras, todos coincidieron en la necesidad de esperar, ya que en la actualidad se registra una alta volatilidad en los precios.

Manzur también habló

En este contexto, el gobernador de Tucumán, José Manzur, defendió las negociaciones por parte del Ejecutivo Nacional para la exportación de limones de la provincia y aseguró que la victoria del republicano “no interferirá en lo más mínimo” en las transacciones.

“Esperamos que se cumpla con el acuerdo de abrir el mercado de Estados Unidos a nuestro limón antes de fin de año”, expresó, y adelantó que a fines de noviembre emprenderá una misión comercial en Nueva York y Washington para conseguir más inversiones en economías regionales y nuevos financiamientos para obras de infraestructura en la zona.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés