Fabricantes de maquinaria agrícola en alerta

Desde CAFMA alertan por “algunas luces rojas” provocadas por los elevados niveles de importación y piden más controles

08-06-2017
Compartir

Casi no hay sector industrial en Argentina que no tenga un reclamo a flor de piel. Incluso un sector que reconoce atravesar un buen momento en términos de producción y ventas, como el de maquinaria agrícola, está alertando por lo que considera elevados niveles de importación en unidades, debido a los beneficios que promueven los nuevos créditos bancarios, y el impacto que supone el ingreso de equipos con valores por debajo del promedio de mercado.

El presidente de la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola, Raúl Crucianelli, fue la voz cantante del reclamo sectorial. “Después de años de estancamiento, nuestro sector está empezando a funcionar bien, pero la importación de equipos afecta al funcionamiento de nuestra actividad. Pasar de una importación totalmente controlada, como había sido en otro momento, a un descontrol de importaciones sería lamentable”, indicó el empresario.

El argumento central de los fabricantes es que si ahora que apareció el crédito, sin dudas una buen medida, el instrumento está disponible tanto para productos fabricados en el país como para unidades importadas, ahí toma otra dimensión la pérdida de competitividad por atraso cambiario, el incremento de costos y la pesada carga tributaria que afecta a la industria nacional. Para Crucianelli “no corresponde” que la banca oficial favorezca la importación de bienes importados a través de un esquema de créditos promovidos, porque  plantea una competencia desleal.

En ese sentido, recuerda que “hay una especial preocupación en los fabricantes de silos, ya que están ingresando equipos casi al valor de lo que cuesta la chapa en Argentina, sobre todo en los medianos y chicos; y también están afectados los equipos de fumigación y las sembradoras”. Y agregó: “Se ha registrado la importación de equipos con crédito otorgado y a valores por debajo de lo que corresponde”.

El último informe sectorial del Indec destaca que en el primer trimestre del año se vendieron 344 cosechadoras, 215 nacionales y 129 importadas. En el último trimestre de 2016 habían sido 383 unidades, de las cuales 277 fueron de producción local y 106 importadas. Es decir, cayó notoriamente la participación del producto argentino en sólo un trimestre. En la comparación interanual, en el primer trimestre de 2017 frente al del año anterior, la cantidad de cosechadoras locales creció 8% pero las importadas saltaron 67,5%.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés