El Economista - 70 años
Versión digital

lun 25 Oct

BUE 21°C

Versión digital

lun 25 Oct

BUE 21°C

El Gobierno controlará la evasión en el agro

08-11-2016
Compartir

Para sorpresa de muchos, esta semana comenzó a funcionar la nueva Subsecretaría de Control Comercial Agropecuario, una creación del Gobierno Nacional para concentrar el registro de compras y ventas, fiscalización y ordenamiento del mercado. El organismo dependerá del Ministerio de Agroindustria, que conduce Ricardo Buryaile, y apuntará a “llevar a la mínima expresión toda práctica desleal de comercialización”, según explica el texto publicado el viernes en el Boletín Oficial.

Con esta iniciativa, el Ejecutivo pretende volver a tomar el control como lo hacía a través de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), que se disolvió durante la gestión kirchnerista. De hecho, nombró al ex presidente de esa institución, Marcelo Rossi, como titular del nuevo proyecto, un profesional muy respetado dentro del sector.

En el decreto 1.145/2016, Agroindustria aseguró que defenderá la producción ya que “la creciente actividad agropecuaria, resultado de las medidas implementadas recientemente” torna “imprescindible promover la transparencia del mercado”. Asimismo, habilitó a la Subsecretaría a proponer y ejecutar acciones relacionadas con la política comercial interna y externa de productos del sector, y a promover normas y regulaciones para el cumplimiento de las buenas prácticas agroindustriales.

Plan para la cadena cárnica

La idea es captar irregularidades en mercadosen los cuales hace tiempo que existen fuertes denuncias, como en el caso del sector ganadero, cuyos dirigentes reclaman medidas ante la creciente evasión. “Hay un montón de este tipo de acciones, sobre en todo en el mercado de la carne, donde hay una informalidad mayúscula. La ex Oncca desapareció para permitir las prácticas corruptas de la anterior administración y, a partir de ese momento empezaron a pulular este tipo de pseudo cooperativas, que en la provincia de Buenos Aires, manejan el 11% de la faena, por lo que próximamente vamos a anunciar con el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Alberto Abad, una resolución conjunta que se va a poner en marcha el primero de enero del año que viene, como una experiencia piloto para blanquear el mercado de carnes”, adelantó Rossi.

En ese sentido, el dirigente explicó que el organismo ejercerá “controles a los frigoríficos y cambios en los sistemas de inscripción como en el Registro Único de Operadores de la Cadena Agroalimentaria (RUCA), el cual se va a reformular y agilizar”. Es que la informalidad comercial mostró importantes consecuencias en la actividad, tales como la evasión previsional y fiscal, la explotación de los trabajadores y la caída en el cumplimiento de las condiciones sanitarias elementales. Sin ir más lejos, el presidente de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y derivados de la República Argentina (CICCRA), Miguel Schiariti, aseguró que estas prácticas significaron la pérdida de $ 10.000 millones para la ganadería.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés