El Economista - 70 años
Versión digital

mie 22 May

BUE 13°C

Crecen las ventas del agro

05 diciembre de 2016

“El 2016 fue un año de oportunidades para el sector agropecuario”. La frase le pertenece a María Eugenia Vidal, gobernadora de la provincia de Buenos Aires, donde se concentra la mayor producción de trigo del país. Y si se observan los números, parecería que no se equivocó, sobre todo en lo referente a la actividad agrícola, ya que a pesar de las graves inundaciones que afectaron las labores tanto en abril como en octubre, el repunte en las ventas fue muy notorio. Sin ir más lejos, de acuerdo al último informe de la Bolsa de Cereales de Córdoba ya se vendió todo el trigo de la campaña 2015/16, que alcanzó una oferta total de 13,8 millones de toneladas, con un saldo exportable de 4,3 millones, sin contar la demanda de Brasil, el histórico comprador principal de Argentina debido a su cercanía.

“A fines de noviembre y con la nueva cosecha fina 2016/17 tomando ritmo, el total de compras de trigo de la campaña anterior alcanzó las 11,26 millones de toneladas, lo que equivale al total producido en ese período, según lo estimado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación. Asimismo, es necesario recordar que durante el segundo trimestre de 2016 se liquidó la mayor parte del carry over del ciclo 2014/2015 tras los cambios en la política económica y agropecuaria (eliminación de retenciones y cepo cambiario), especialmente en el mes de marzo, cuando se hizo efectiva la eliminación del sistema de cupos a la exportación (Roes)”, detalló la entidad cordobesa.

En ese sentido, recordó que de marzo a mayo se despacharon casi cuatro millones de toneladas del cereal, lo que representa 2,5 millones más que en igual período del año pasado. “En otras palabras, prácticamente no existirían remanentes de mercadería que se trasladen al ciclo comercial que está comenzando, conduciendo a una menor oferta pese al incremento esperado en la producción”, señaló el informe.

El brote del campo

Para la Bolsa de Comercio de Rosario, el único sector que mostró un despegue fue el agro, algo que se reflejó principalmente en el movimiento de los granos en las rutas del interior del país, que en noviembre alcanzó su punto máximo de los últimos quince años. “El despegue que se descontaba para la economía argentina en el segundo semestre ha quedado en espera hasta nuevo aviso. Cuando la actividad industrial ha registrado su novena caída consecutiva, queda claro: el brote verde está en el campo”, consideró la analista Emilce Terré.

“Sólo en noviembre ingresaron en las terminales del Up River de Rosario y su zona de influencia 18.113 camiones cargados con trigo. Esta información, que surge de los reportes diarios de Williams Entregas S.A., cuenta las unidades que entran a planta hasta las seis de la mañana de cada día, por lo que debe considerarse que no cubre el 100% de los despachos. En promedio, pueden representar alrededor del 50% del total, algo menos en época de cosecha y algo más el resto del año. Además, cada rodado transporta en promedio unas veintisiete toneladas”, se explayó Terré.

Es que estos números, sumados a los de diciembre de 2015, cuando comenzó la campaña, dan un total de aproximadamente 97.500 unidades, lo que significa el 75% más que el ciclo anterior y el mayor volumen de los últimos cuatro años.

Panorama de precios

Después de una caída importante en la calidad del grano que se dio entre 2012 y 2015 por los desincentivos a la exportación, lo cual comienza a revertirse debido a una mayor inversión por parte de los productores en alta tecnología y maquinaria, todavía existen problemas en esa línea que frenan el

últimas noticias

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés